10 retos sexys que probé con mi pareja para no apagar la llama de la pasión

Cuando una pareja empieza a compartir sus ilusiones y sueños, todo se ve muy lindo. Pareciera que siempre va a ser así, pero en ocasiones resulta no serlo. Es un hecho que para no apagar la llama del amor y la pasión, ambos deben poner de su parte, de lo contrario, las cosas no funcionarán. Además, el sexo es un aspecto muy importante dentro de la relación.

Leer poesía erótica

No necesitan tener sexo para sentirse conectados. Pueden compartir lectura erótica para erizar su piel. Estos textos harán que su imaginación vuele y sus sentidos estén despiertos. Créeme, no debe darte pena intentarlo, pues es algo muy padre que compartes con tu pareja. El Marqués de Sade, por ejemplo, es una buena opción para lograrlo, lo he comprobado.

Salir con amigos

Mi pareja y yo hemos entendido que para que la relación siga funcionando, es importante pasar tiempo con nuestras amistades. Podemos salir de vez en cuando con mis amigos o con los suyos. También es ideal que tengamos planes por separado con nuestras amistades, pues se disfruta de una manera diferente. Lo mejor es que confiamos uno en el otro y eso nos da la tranquilidad de disfrutar sin recibir una escenita al llegar a casa.

Jugar escondidas sin luz

Estando en casa todo puede volverse monótono… si así lo deseamos nosotros. Vivamos juntos o no, es importante salir de la rutina de ver tele, comer pizza o platicar. Hemos entendido que de vez en cuando hay que cambiar de actividades para no apagar la llama. Cuando ya es de noche, dejamos las luces apagadas y jugamos a encontrarnos. Resulta bastante entretenido y excitante.

Cena sensual

No necesitamos una fecha especial, como nuestro aniversario o cumpleaños, para hacer algo fuera de lo normal que nos deje con la boca abierta. Una cena sensual es bien recibida en cualquier momento. Ya sea que él la prepare o yo. El ingrediente secreto es usar prendas atrevidas que insinúen algo más.

Besos dulces

Es un hecho que a veces nos gana la pasión, y para demostrarlo no hay nada mejor que besos candentes. Pero ojo, no siempre tiene que ser así, a veces se vale algo más tranquilo y tierno.

Tomar otros roles

Platicar sobre nuestras fantasías es algo que le da un toque más picante a la relación. A veces tomo roles de otras personas, al igual que él, para disfrutar. Lo que nos hemos encargado de buscar es el modo de no caer en lo monótono.

Nada de contacto

Hemos comprobado que decirnos frases de amor o erotismo nos provoca muchas sensaciones. Lo complicado ha sido aguantar a demostrar nuestros deseos. Nos proponemos hablarnos de cierto modo todo el día sin tener nada de contacto. Eso hace que cuando ya podemos tocarnos, las cosas se pongan interesantes.

Con música

Disfrutamos de ciertos días acompañados de música. A veces escuchamos lo que a él le gusta y en otras ocasiones yo elijo. Eso hace que nos conozcamos más a fondo y es divertido. Con esto hemos descubierto que tenemos cierta afinidad en algunos géneros.

Striptease

Ya sea que él lo haga o yo, el chiste es ser equitativos, aunque la paga siempre termina beneficiándonos a los dos.

Quitarse la ropa poco a poco

Comprobamos que desvestirnos lentamente hace que disfrutemos más cada momento juntos. No siempre hay que tener sexo. A veces podemos quedarnos en ropa interior y disfrutar la vista.

Este video te puede gustar