Razones para pedirle el divorcio a tu pareja ¡ya!

Al momento de unir tu vida junto a la de tu pareja deseas que sea para siempre. Esperas que la palabra divorcio nunca se plantee en tu matrimonio. Sin embargo, a veces pueden surgir algunos problemas dentro de la relación que pueden hacerte considerar el divorcio. Te dejo las razones más comunes por las que los matrimonios suelen terminar, ¿estás pasando por una de ellas?.

Infidelidad

Una de las causas más comunes de que las parejas se divorcien es la infidelidad. Más de la mitad de los matrimonios ha pasado por algún tipo de infidelidad. La mayoría de estas son ocasionadas por que algún miembro de la pareja está aburrido de la vida que lleva y busca una aventura.

Problemas económicos

En algunos matrimonios cuando existen problemas económicos la relación suele deteriorarse. Los gastos excesivos o el derroche por parte de alguno ocasiona escasez de dinero. Esto molesta a una de las partes provocando peleas interminables y por ende, termina en un divorcio.

Abuso físico, psicológico o emocional

Algunas mujeres viven violencia física, psicológica o emocional dentro del matrimonio. Es importante que si tú eres víctima de algún abuso por parte de tu pareja no te quedes callada. Busca ayuda y aléjate de tu esposo, es una persona violenta que no merece la pena. Lo mejor es que te divorcies de él de inmediato.

Problemas en la intimidad

El ritmo tan ajetreado de vida puede impedir que el contacto íntimo sea satisfactorio o tan frecuente como se pretende. El exceso de trabajo, el cansancio o enfermedades son algunos factores que dificultan la intimidad con tu esposo. Los problemas en la intimidad desencadenan también la infidelidad.

La crisis del séptimo año

Cuando un matrimonio llega a los siete años de casados se vive una crisis. Esta es llamada la crisis del séptimo año. La pareja puede aburrirse el uno del otro después de un cierto tiempo juntos. Si estás atravesando por esta etapa en tu matrimonio, lo recomendable es que hagan actividades que hacían cuando se conocieron y no permitan que el aburrimiento haga de las suyas.

Adicciones

Cuando hablo de adicciones no sólo me refiero a la relacionada con drogas o alcohol. También existen las adicciones al celular, a internet o hasta al trabajo. Cuando alguno es adicto a algo puede dejar de prestarle atención a la pareja. Esto ocasiona que el matrimonio se rompa poco a poco.

Diferencias

Cuando te enamoras, no te das cuenta de las muchas diferencias que puedes tener con tu pareja. No obstante, cuando están casados salen a flote tarde o temprano. Por lo general más temprano que tarde. Una de las razones por las que los matrimonios recurren al divorcio es debido a las diferencias de modos de pensar, de hábitos y de cultura.

Por la educación de los hijos

No ponerse de acuerdo sobre cómo educar a los hijos puede provocar un divorcio. Decisiones tan simples como a qué escuela inscribir a los niños o cómo llamarles la atención pueden desencadenar peleas. Estas discusiones no solo afectan al matrimonio también a los hijos, que tienen que presenciar las peleas de sus padres.

 

Este video te puede gustar