10 formas de ser completamente honesta en tu matrimonio

Evadir la verdad o tus sentimientos en tu matrimonio puede empeorar las cosas de manera negativa. Si lo que buscas es un matrimonio exitoso y de por vida tienes que aprender las claves básicas: comunicación, amor y honestidad. Ser una persona honesta tiene sus beneficios, como por ejemplo empezar a conocerte, entender mejor a tu pareja y disfrutar mucho más esta nueva etapa de sus vidas. La honestidad se puede demostrar de diferentes formas y nosotras te compartimos algunas para hacer de tu matrimonio una relación feliz y duradera.

1.- Comparte momentos de sinceridad

Y va mucho más allá de la fidelidad. Para comenzar, no debería haber secretos entre ustedes. Sí está permitido que ambos tengan su privacidad en redes sociales, contraseñas o en su vida cotidiana, pero no reservarse por completo. Sé honesta acerca de tus sentimientos y acciones que realizas cada día sola o con él. Dile todo lo que sientes por él aunque no haya motivo especial para hacerlo.

2.- Expresa emociones, planes u opiniones

Disfruten de una conversación abierta a sus emociones, planes y diferentes puntos de opinión. Es evidente que tú y tu esposo piensan de manera diferente, pero es divertido crear todo un debate respecto a su opinión. Solo no lleven el debate a una pelea y no intentes hacerlo cambiar de opinión pues cada quien lo ve a su manera. Tal vez pueda ser complicado para ti al principio abrirte de tal manera, pero con el tiempo te sentirás mejor.

3.- Sé honesta contigo misma

Una buena forma de comenzar a ser honesto es empezando por uno mismo. Y en tu caso es bueno reafirmar lo que te gusta, deseas, anhelas y detestas. Lo mejor que puedes hacer es aceptarte a ti misma tal como eres, física y emocionalmente. Definitivamente nadie es perfecto, así que identifica tus defectos e intenta cambiar los malos hábitos que podrían afectarte más. Al ser honesta contigo misma podrás aprender a amar mejor y apreciar tu matrimonio.

4.- Toma en cuenta el compromiso

Ser honesta no significa que debas hacer sacrificios; sin embargo, necesitas comprensión hacia algunas situaciones. El matrimonio ya no es un juego de niños y como personas maduras deben estar 100% comprometidos el uno al otro, pero sin dejar de lado lo que ambos quieren para sí mismos. En ocasiones se presentan situaciones que ninguno de los dos esperan, pero lo hacen. Por ejemplo: si a tu pareja lo suben de puesto, pero tiene que mudarse a otra ciudad, ¿qué harías tú? ¿Te sacrificas por él o te comprometerías a llegar a una solución para bienestar de ambos?

5.- Comparte lo que vale la pena

Cuando diste el “sí” a tu pareja ahora esposo era porque estabas segura de que valía la pena. El matrimonio tiene que valer la pena cada segundo que decidiste pasar la vida con esa persona. Comparte esos momentos honestos que suceden en su vida de marido y mujer. Procura que sean menos problemas, menos penas, menos tragedias y más amor, positivismo y paciencia realmente honestos.

6.- Cambia la dura verdad por una respuesta más sutil

Si eres de esas mujeres que se basan en la cruda realidad y no les importa cómo los demás vean la situación, debes detenerte un poco. Deja de lado la mente cerrada y sé abierta ante una posible solución. Tal vez para ti resulte fácil, pero nunca olvides que tu pareja no piensa de la misma forma.  No hagas que uno de los pierda su dignidad y deba hacer un sacrificio.

7.- Demuestra afecto

Sé honesta en tus abrazos, besos y caricias. Esas pequeñas muestras de cariño hacia tu esposo pondrán una sonrisa en su boca. Nunca puede faltar el afecto en un matrimonio, pues además de la comunicación es importante para hacer sentir el amor incondicional.

8.- Ponte en su lugar

Pensar en ti misma y ser deshonesta ante tu pareja puede sacudir la situación y provocar una desastrosa pelea. Analiza la situación y ponte en el lugar de tu esposo durante unos segundos. Toma la discusión con calma e intenta hacer lo mismo cada vez que suceda otra situación similar. Esto te permitirá entender a tu pareja y así poder manejar mejor las cosas.

9.- Sé paciente

Una forma de ser honesta en tu matrimonio es demostrando que tienes paciencia con tu esposo. Hay ocasiones en que no soportas cómo tu esposo hace las cosas, pero las hace bien. Te pone de nervios tan solo pensar que es desordenado, o al contrario. Esto es normal en cualquier matrimonio y la paciencia es un requisito para no perder la cabeza el uno al otro. Cuando demuestras que tienes paciencia es porque estás comprometida a estar con él.

10.- Desafíalo a ser una mejor persona

Tal vez pueda parecer estresante intentar presionar a tu esposo a ser mejor persona, pero puedes intentarlo. La clave está no en exigirle, si no más bien en proponer retos, algunos a corto plazo y otros a largo plazo. En el matrimonio ambos deben inspirarse a ser mejores cada día.

Este video te puede gustar