10 cosas que jamás tienes que hacer en una primera cita

Seguramente has visto, escuchado o leído sobre muchas cosas que debes o no hacer durante la primera cita. La verdad es que hay muchas con las que no concuerdo porque son reglas de cómo ser y cómo no ser. Sí, este artículo es sobre 10 cosas que jamás debes hacer en una primera cita pero son más bien algunos consejos. La gran noticia es que ninguno se trata de ser alguien que no eres.

1. Aceptar si no lo deseas

Yo siempre he creído que la mayor parte de nuestros problemas se originan porque decimos que sí a algo a lo que en realidad queríamos decir NO. Este consejo aplica perfectamente para las primeras citas. Si el chico en cuestión te insistió una y otra y otra vez, seguramente es la primera señal de que en realidad tú no quieres. A veces también ocurre que aceptamos salir con alguien porque nuestras amigas o familiares creen que es el indicado. Nunca olvides que la única que sabe lo que quiere y lo que le conviene eres tú misma. ¡No cedas ante la presión de nadie!

2. Ir a donde no quieres

A veces pasamos por alto este punto, pero déjame decirte que es uno de los más importantes. Desde el principio sé clara con él sobre lo que quieres hacer y en dónde. Esto va más allá de ser caprichosa o no; tiene que ver con tu seguridad. Si no estás de acuerdo con el lugar o la hora que él propone, díselo. Juntos encuentren una opción que sea viable y cómoda para los dos.

3. Usar lo que no quieres

Entre las reglas comunes de las citas existen ciertas convenciones que nos indican qué usar para vernos de una u otra forma. Estas pautas son una buena referencia para reafirmar tus gustos y quién eres realmente. Para esa primera cita ponte la ropa que te guste y maquíllate de la forma que desees. Elige lo que TÚ creas que es conveniente para salir por primera vez con ese chico. No se vale ponerte algo que no te guste solo porque crees que a él sí.

4. Ser muy tímida

Este punto también es importante. Ser extremadamente tímida habla mucho de qué tan bien te sientes con la situación. Si aceptaste una cita con ese chico seguramente es porque hay algo en él que te gusta y te parece interesante. Abre la conversación contándole sobre algo que hiciste recientemente o compartiéndole una anécdota.

5. No ser honesta

Ya sé que quieres darle una buena impresión a quien podría ser tu nuevo amor, pero no dejes de ser honesta para que eso pase. Permite que el chico conozca tus gustos, aficiones y quizá algunas metas. Qué mejor que si se enamora sea de quien realmente eres.

6. Ocultar tus gustos

Esta va de la mano con la anterior. No se vale que ocultes lo que te gusta por encajar con lo que crees que al él le agrada. A veces no sabemos qué sorpresas podemos llevarnos. He tenido amigas que se interesan en músicos y esconden que les gusta un género distinto al que ellos practican. Obvio, las cosas no han resultado del todo bien.

7. Darle detalles de tu vida si no quieres

Es verdad que hay que conocerse, pero ¡girl!, tampoco es necesario que le digas lo que no quieres. Y no estoy hablando de ocultar cosas, simplemente de que te sientas segura (nuevamente). Esto incluye darle detalles sobre dónde vives o qué lugares frecuentas, entre otros datos. ¡Cuídate!

8. Hablarle de tu ex

Definitivamente no es la mejor manera de empezar. Probablemente tu nueva conquista piense que no has superado a tu exnovio. Si deseas que el chico en cuestión sepa qué te gusta y qué no de una pareja, será mejor que seas directa y no recurras a ejemplos de lo que hacía o no hacía tu novio anterior.

9. Preguntarle sobre su ex

Igual que en el punto anterior, no hagas preguntas sobre la ex del chico para ver qué le gusta o qué no. Para las relaciones humanas no hay una guía simple y sencillamente porque todos somos distintos. Además, puede ser bastante fastidioso que te la pases indagando sobre su pasado.

10. Aceptar otra cita si no quieres

Aceptar salir con alguien una vez no necesariamente significa que querrás hacerlo de nuevo. Si crees prudente que en lugar de ser la primera, sea la única, adelante. No te sientas culpable por decidir que no. En realidad, creo que puedes aplicar estos puntos aunque no sea la primera cita.

¿Tienes algún otro consejo?

Este video te puede gustar