10 cosas que jamás debes enseñar a tu hija pequeña

Los pequeños no llegan al mundo sabiendo que hay un rol para él o ella en función de su sexo. Este aprendizaje lo adquieren con el paso de los años, y por supuesto, lo padres tienen mucho que ver. Ellos son los responsables de trasmitirles ese conocimiento. Si  tu esposo, por ejemplo, es grosero al contestar, tus hijos aprenderán que ese comportamiento es correcto. Las personas machistas no nacen, se hacen. A continuación te presentaré lo que jamás le debes enseñar a tu hija.

1. Las labores domésticas son cosa de mujeres

Los quehaceres del hogar son responsabilidad de todos, incluidos los hermanos varones. Permite que tu hijo te apoye en la cocina y que tu hija le ayuda a su papá a lavar el coche, por ejemplo.

2. Juguetes exclusivos de mujeres

Déjala jugar como quiera. Tanto las muñecas  como los carritos le ayudarán a desarrollar las destrezas necesarias para su vida adulta. No la obligues a jugar a la cocinita si a ella no le gusta.

3. Ser serviciales

Jamás debes enseñarle a tu hija que ella está para servirle a su hermano. Ella no tiene por qué lavarle la ropa o limpiar su cuarto. Tu hijo varón tiene la responsabilidad de tener su habitación en orden.

4. Incapaces de realizar una actividad

Las mujeres son igualmente inteligentes como los hombres. Son capaces de desarrollarse con éxito en cualquier ámbito laboral. No existen profesiones exclusivas para los hombres, las mujeres pueden estudiar carreras como ingeniería que se creen exclusivas parea ellos. Apóyala en sus sueños.

5. Apelativos femeninos

Los apelativos no deben usarse de forma negativa, denigrante ni menoscabar su integridad . Ser una mujer puede ser muy “cool y realizar las cosas “como una niña” también puede traer resultados sorprendentes.

6. Dependencia a un hombre

Nunca siembres en tu hija la idea de que no podrá hacer las cosas que le gusten sin el apoyo de un hombre. Tiene la capacidad de ser independiente. ¡Anímala!

7. Avergonzarse de ser mujer

Enséñale a estar orgullosa de lo que tiene y de lo que es. Que las mujeres no son sinónimo de debilidad, por el contrario tiene mucha fortaleza ante la tempestad.

8. La vida no es fácil

Enséñale que tendrá que enfrentarse a retos que le parecerán crueles e imposibles; sin embargo, debe creer en sí misma.

9. La sumisión está bien

El someterse ante cualquier persona no es una acción que tu hija deba aprender. Enséñale que tiene el derecho de expresar su opinión y a defender su forma de pensar.

10. Los golpes son correctos

Nunca le enseñes a tu hija que si alguien la golpea es admisible. No importa si cometió un error, ya que nadie es perfecto, los golpes son una agresión y hasta un delito. Ella es un ser humano que merece tanto respeto como el que más, tanto a su integridad física como emocional e intelectual. Que jamás admita que alguien la demerite, humille o abuse.

Este video te puede gustar