10 cosas comunes que Kate Middleton no puede hacer ☹️

Ser princesa es el sueño que muchas de nosotras teníamos de pequeñas. Sin embargo, la historia mostrada en las películas infantiles es muy distinta a la realidad. Kate Middleton es la prueba viviente de esa situación.

La realidad

En la vida real, ser princesa no es tan sencillo como piensas. La vida en realeza implica más responsabilidades y prohibiciones de las que puedes imaginar. Para los nacidos en el ambiente de la realeza, adoptar el título no es tan complicado. Sin embargo, para las personas que se involucran con estos personajes es otra situación. Kate Middleton tuvo que renunciar a ciertas cosas.

1. Llamarla por su nombre

Kate es el diminutivo de su nombre, que es Catalina. Al pertenecer a la realeza ya no puede ser llamada Kate. Solamente pueden referirse a ella por su nombre completo.

2. ¿Y la comida?

La duquesa no termina de comer cuando terminó sus alimentos o cuando ha quedado satisfecha. Termina cuando la reina prueba el último bocado en su plato. Nadie puede continuar comiendo una vez que Elizabeth II ha terminado.

3. Temas controversiales no se tocan

 La princesa tiene prohibido involucrarse en temas controversiales, así como hablar de sus preferencias políticas.

4. Nada de política

Kate Middleton no puede ser candidata a ningún cargo político. Debe mantener una posición neutra, por lo que también perdió su derecho a votar.

5. Adiós, estudios

Kate estudió Historia del Arte, pero su título puede quedarse decorando su pared. Oficialmente no puede tener ningún trabajo. ¡Qué mal!, ¿no?

6. ¿Un autógrafo?

Al estar en la realeza la firma se vuelve más valiosa. No pueden firmar nada que no sea un papel oficial.

7. Las compras no son divertidas

Si algo amamos las mujeres es ir de compras con nuestras amigas, pero la duquesa no podrá hacerlo más. Si quiere ir a comprar algo tiene que ir acompañada de un oficial real.

8. Nada de mariscos

La realeza evita los mariscos para no sufrir intoxicaciones.

9. Olvídate de las redes sociales

Por razones de seguridad, nadie de la realeza tiene permitido tener cuentas personales.

10. Nada de Monopoly

Aunque  no lo creas, Kate Middleton puede jugar cualquier juego de mesa, excepto el Monopoly. El príncipe Andrew, en 2008, declaró que el juego estaba vetado para la familia real porque se volvía demasiado conflictivo. ¡Vaya justificación!

Ser princesa no está tan cool después de todo…

Este video te puede gustar