10 cosas básicas que toda chica debería saber de su coche

Comprar un auto hoy en día es muy sencillo así como aprender a manejarlo. Sin embargo, puede llegar a ser muy complicado entender cómo funciona y darle el mantenimiento que necesita. Por esa razón te comparto 10 cosas que toda chica debería saber de su coche.

 

No, no te voy a enseñar a ligar en el tráfico…

Mejor te cuento cosas más interesantes.

1.- Aceite de motor

¿Para qué sirve? Lubrica, enfría y limpia el motor, por lo que si tu auto no tiene suficiente pueden pasarle tres cosas: degradación térmica, oxidación y calentamiento compresivo. Cada una de estas provoca químicos que se quedan en tu motor, creando fricción en partes donde el aceite debería correr normalmente. Esto causará que el aceite haga lo contrario a lo que estaba destinado a hacer y calentará el motor.

2.- Llanta de repuesto

La llanta que llevas en la cajuela no es un desperdicio de espacio, está ahí para sacarte de una emergencia. Por tanto, es super importante que siempre cuentes con ella. Además, debes tener a la mano un gato y herramientas para cambiar el neumático cuando sea necesario. También es importante que verifiques que el neumático de repuesto esté en buenas condiciones.

3.- Limpiaparabrisas

 

¿Alguna vez has conducido en la lluvia cuando los limpiaparabrisas no funcionan? Digamos que no es una situación ideal, así que debes asegurarte de que las gomas estén en buena forma, ya que se desgastan con el uso y el sol. Es buena idea cambiarlas cada seis meses.

4.- Líquidos de automóvil

Si quieres que tu auto funcione sin problemas deberás revisar los líquidos. Estos son los más importantes:

  • Aceite de motor
  • Líquido de dirección asistida
  • Refrigerante
  • Líquido de frenos
  • Líquido limpiador de parabrisas

5.- Presión de las llantas

Otro punto que toda chica debería saber de su coche es que la presión de las llantas sea la correcta. De hecho, es una de las características que le dan más seguridad a tu auto. Cuando tus neumáticos no se encuentran con la presión adecuada, rozan más contra el suelo y la fricción excesiva que esto causa los desgasta más rápido. Por otra parte, aumentar el aire de los neumáticos tampoco es lo ideal, ya que el auto irá rebotando mientras rueda, lo que generará problemas al frenar. Utiliza la presión recomendada para tu vehículo. La puedes encontrar dentro del manual del propietario o en el marco de la puerta del conductor de tu coche.

6.- Faros y luces traseras

Los faros y las luces traseras se desgastan con el tiempo. Comprobar que siguen brillando es una medida preventiva, antes que un policía de tránsito te detenga y te multe. Esta es una parte importante del mantenimiento general de tu coche.

7.- Amortiguadores

¿Tu auto se va de lado de vez en cuando o escuchas un chirrido al frenar? Entonces es muy probable que tus amortiguadores ya estén desgastados. Si te ocurre con frecuencia, vale la pena que lo lleves al mecánico a checarlo.

8.- Filtro de aire

Toda chica debería saber de su coche que los filtros de aire se cambian cada seis meses, porque pueden obstruirse cuando el motor se ensucia. Esto hará que trabajen a marchas forzadas y se incremente el gasto de combustible de tu auto.

9.- Equipo de emergencia

Es imposible saber cuándo tu coche podría descomponerse, porque lo que es genial que cuentes con un kit para las emergencia en todo momento. Incluye botiquín de primeros auxilios, extintor de incendios, triángulos de emergencia, cables para pasar corriente, una lámpara grande con baterías extra, cinta adhesiva, guantes y un bote de agua.

10.- Frenos

Este es, quizás, el elemento más importante de tu auto, nunca lo pases por alto. Cuando conduzcas, observa si el volante se sacude mientras pisas los pedales de freno; si es así, entonces la estabilidad de tu coche no anda bien. Tienes que llevarlo a arreglar de inmediato.

Esto es lo que toda chica debería saber de su coche para empezar. Claro que existen muchos otros aspectos útiles que toda chica que maneja debería saber, los veremos en otra ocasión.

Este video te puede gustar