Te sorprenderás cuando te cuente qué tan buena es la relación con mi suegra

He tenido muchas relaciones y he tenido la fortuna de llevarme bien con la mayoría. Como en todo, hay suegras que son odiosas y otras son un amor. Siempre he creído que, así como hay un novio que te marca, también una suegra.  ¿Te cuento cómo fue mi relación con mi suegra ? ¡Te sorprenderás!

¡De terror! 

No recuerdo muy bien cómo la conocí, solo que llegué a su casa, nos saludamos mientras ella veía el televisor y después me dirigí a la habitación de mi novio. ¡Error! Es lo peor que puedes hacer. Como primera impresión no debí hacerlo pero en el momento no lo pensé. Mi novio era mayor que yo y su mamá vivía en el departamento de abajo, pero siempre estaba metida en el de él, lo cual me incomodaba porque solía quedarme ahí. Incluso, me cruzaba con mi suegra y yo en ropa interior. ¡Qué pena! Al principio mi relación con mi suegra era muy indiferente, solo nos saludamos y ya.

¡Quién lo imaginaría! 

Pasaron los meses y cada vez, estaba más tiempo mi novio, se podría decir que ya vivía con él. Por lo tanto, diario veía a mi suegra. Hubo un tiempo en que mi novio se la vivía trabajando y me quedaba sola. ¡Era tan gracioso! En el departamento solo estábamos mi suegra, el perro y yo, así que nos reuníamos en la sala a ver películas. La relación mejoró más y más. Había días en los que nos íbamos de compras, a comer o pasear. De ser su nueva pase a ser su hija adoptiva, incluso pasaba más tiempo con ella que con su hijo.

La mejor cómplice del mundo 

Mientras más pasaba tiempo con mi suegra, más me encariñaba y la confianza era impresionante. Cuando me quedaba a dormir con mi novio, le hacía creer a mi mamá que me iría a dormir a casa de mi mejor amiga, pero como no me creía me marcaba para que “según” le pasará a la mamá de mi amiga. ¿Sabes quién se hacía pasar por la mamá? ¡Mi suegra! Ella era quien tranquilizaba a mi mamá asegurando que estaba en buenas manos Y sí, era cierto, solo que en vez de dormir con “mi amiga” dormía con mi novio. ¡Aún me causa risa! Mi relación con mi suegra fue bastante buena y a pesar de los años aún seguimos en contacto. No hay un solo cumpleaños que no me felicite. Hasta ahora sigue siendo la mejor y la favorita.

Este video te puede gustar