Los beneficios de no usar zapatillas con tacón; te cuento algunos

Me encanta ir de compras y más cuando se trata de zapatos. Te confieso que comprar zapatos y tenis me resulta muy placentero. Cuando lo hago significa cumplirme uno de mis tantos caprichos. Mi clóset está vomitando zapatos, pero no me importa, es un pequeño lujo que me doy de vez en cuando. La verdad no me fijo mucho en marcas, con que sean cómodos, coloridos y me enamoren, me basta para tomarlos, probármelos y pagar. Hay chicas que prefieren los bolsos, pero yo amo los zapatos… excepto las zapatillas con tacón.
Sé que suena muy raro, pero es la verdad.

Mi debilidad no son los hombres sino los zapatos

Para ser muy sincera, no sé en qué momento comenzó esta afición por comprar zapatos. Simplemente, con el paso de los años fui notando que gastaba mi dinero siempre en tenis y zapatos. Bueno hasta ahora lo hago, pero trato de moderarme un poquito. Lugar al que voy, con quien sea, siempre procuro ir a tiendas a ver las nuevas novedades. Mis gustos jamás los baso en las tendencias, con que a mí me atraigan es más que suficiente. Mientras más coloridos sean y cómodos más me enamoro y quiero más. Puedo decir que yo amo los zapatos en toda la extensión. Para mí no hay mejor accesorio que unos buenos zapatos coloridos, estos siempre resaltan tu imagen y te hacen ver fabulosa.

¡Son tan incómodos!

Ya te hablé de mi pasión por comprar zapatos y tenis, pero no mi aversión por las zapatillas con tacón. Simplemente, no me gustan. Me parecen los zapatos más incómodos del mundo. Tengo en mente que existen diferentes materiales y tacones, pero, seamos realistas: las zapatillas deforman los pies. Sé que así como yo tengo amor por los zapatos, hay chicas que aman las zapatillas, pero no entiendo cómo las usan con tanta naturalidad. ¡No te miento! Tengo unos cuantos pares, pero muy escasos. Una de las razones por las que no me gustan es porque no sé caminar con ellas; créeme que lo he intentado. Segundo: porque amo mis pies y no quiero que tengan deformaciones que puedo evitar.

¿Tiene algún beneficio no usarlos?

En mi caso, sí encuentro varios beneficios a no usar zapatillas. Camino con más seguridad, sin temor a caerme, mis pies no tiene callos ni se han deformado y lo mejor: siempre ando cómoda. Sé que no es beneficioso usar zapatos totalmente planos porque lastiman la  espalda y cadera ¡eso es cierto! En conclusión, cualquier tipo de zapato daña, excepto los que cuentan con una suela gruesa y confortable. Por ejemplo, yo adoro los tenis, son lo mejor, al igual que los flats, sandalias, mocasines y cualquier zapato bajo.

Este video te puede gustar