Variantes de squat que tienes que probar en el gym

Solo para cambiar un poco a tus rutinas de pompis de siempre toma nota. Existen muchas variantes de squat que puedes practicar en casa, en el gym o en el lugar que tú elijas. De hecho, recuerda que tener unos glúteos firmes es de gran ayuda para tu movilidad motriz. Anímate a probar lo diferente, estas variantes de squat son igual de efectivas que las clásicas.

Squat con banda elástica

Es exactamente el mismo movimiento de un squat, con la diferencia de que usas una banda de resistencia en las piernas. De hecho, este elemento extra es como traer una pequeña pesa en tus piernas. Utiliza una banda que te genere el suficiente esfuerzo para que el squat valga la pena. No exageres y respeta el movimiento para que tus pies no rebasen tus rodillas.

Goblet sumo squat

Mismo ejercicio de siempre, espalda derecha, brazos al centro con una pesa rusa o una mancuerna normal. Baja despacio y regresa mucho más despacio. Mantén el abdomen contraído y la mirada al frente y cuida que tus pies no rebasen tus rodillas.

Squat con press

Ahora, sujeta dos mancuernas de un peso considerable. Haz un squat sencillo manteniendo las mancuernas a la altura de tus orejas y baja lentamente con todo tu cuerpo. Al impulsarte hacia arriba endereza los brazos. Esta es una de las mejores variantes del squat que existe. Te ayuda a tonificar tus pompis, brazos y hombros en un solo movimiento.

Squat jack

Este squat es super sencillo, pero después de unas 10 repeticiones se convierte en un cardio bastante retador. Colócate en posición de squat. Baja el cuerpo llevando tus brazos junto al centro y tratando de tocar el piso con tus dedos. Luego, brinca lo más alto que puedas cerrando tu compás mientras subes. Repite todas las veces que puedas. Si lo sientes muy ligero, puedes tomar una pesa entre tus manos y hacer cuantas repeticiones te sean posibles.

Squat con barra

Es una variante muy sencilla y retadora. Coloca la barra en tu espalda, ahora realiza un squat sencillo manteniendo tu espalda derecha y la barra en tus hombros. Finalmente, baja lentamente y sube respirando muy profundo.

Incorpora estas variantes de squat a tus rutinas. Finalmente, el cambio siempre le hace bien a tu cuerpo.

Este video te puede gustar