Todo lo que deja bajar 30 kilos … además de mucha piel

Hablar de pérdida de peso puede abrir las heridas de muchas personas. Pues tal cual como yo lo viví, muchas chicas son constantemente bombardeadas con imágenes de cuerpos perfectos. Durante toda mi vida comí bien, pero fue hasta que la depresión por no encontrar trabajo me alcanzó que subí de peso y llegue hasta los 90 kilos.

El camino a mi peso ideal

b

Comenzare por decir que el peso ideal para mi no existe, después de bajar casi 30 kilos durante dos años, me di cuenta que mi cuerpo sabía exactamente en qué rango de peso yo debía estar. Perder peso me ayudo bastante, ahora tengo más movilidad, puedo sacara a pasear a mis hijos en bicicleta, correr con ellos y sobre todo tengo una vida mucho más tranquila.

La dieta keto: te está sacando granitos ¡aguas!

Perder peso solo es una parte del problema

Muchas chicas piensan que al bajar de peso se les va a resolver la vida, algunas creen que conseguirán el amor, otras muchas que mejorará su estatus en el trabajo, etc… La verdad es que las chicas delgadas no tienen la vida resuelta a pesar de tener algunos privilegios. si lo que estas buscando es una mejor vida, déjame decir que vas a tener que trabajar en ti misma.

Lo que queda después de perder peso

La vida no es como se pinta en redes sociales. Después de bajar 30 kilos me quedo bastante célulitis, piel colgando y claro las estrías son mi día a día. A pesar de esto me alegra haber bajado de peso, no por una cuestión estética. Me alegra poder correr en el patio, eso es lo que disfruto más que nada. Esto del peso no tiene que ser una lucha, pero eso lo aprendí con el paso del tiempo.

5 mitos de la celulitis que deberías sacar de tu mente

No puedes regresar atrás

Cómo alguna vez mi coach me dijo, el rebote no existe. Existe la persona que regresa a sus viejos hábitos creyendo que puede conservar su peso. Eso es una super mentira, tienes que aprender a comer de nuevo y no es sencillo. Terapia, eso fue lo que más me sirvió durante este viaje. Me enseñaron a controlar mi ansiedad, me enseñaron a vivir en el presente tomar decisiones saludables todos los días y no reclamarme si no lo lograba un par de veces.

Claro que el pastel y las papas siguen siendo parte de mi vida

Aprendí a disfrutar de la comida más saludable, pero también a darme gustos de vez en cuando. También empece a encontrar a mi nueva yo todos los días y cuando estaba a punto de caer en viejo hábitos me daba un repsiro de 5 minutos para meditar y volver a empezar. Frenar tus viejos hábitos y respirar unos 5 minutos es lo mejor que puedes hacer. No se te va a ir el hambre, se te irá la ansiedad y con eso podrás controlar no solo tus impulsos, sino mejorar tu vida en muchos aspectos.

No tengas miedo a bajar de peso. La piel, las estrías y demás imperfecciones son normales, muchas chicas las tienen y no es algo por lo que tengas que avergonzarte. Empieza a vivir diferente , este es un cambio interno tu exterior solo se va a tener que acoplar a la nueva tu.

Este video te puede gustar