Tips para que pierdas peso sin sufrir en el intento

Estar a dieta funciona los 3 primeros días, esos días en los que estás a full. Llevas todo en orden, desayuno, comida, cena , snacks y cardio. Pero… qué pasa al cuarto día de régimen. Tu mente comienza a jugar extraños trucos contigo “es solo una tostada, qué puede pasar” Así acabas ingiriendo unas 500 calorías extra que se supone no tenías que ingerir… tranquila si tu mente te engaña te voy a dar unos tips pata que pierdas peso sin sufrir en el intento.

No te fuerces demasiado

Pensar que estás a dieta es una tortura, no gastes tu precioso tiempo pensando en qué estas a dieta rigurosa. Eso solamente te hará infeliz y te orillará a decirle que sí a la dona de la oficina. Deja que las cosas fluyan por sí solas. Haz un compromiso mental contigo misma, quizás un día falles un poquito no te recrimines no pasa nada. Mañana vuelve a comenzar.

Una listita

Mantener la motivación es super dificil cuando tienes enfrente de ti a un montón de personas comiendo otras cosas o cuando en casa hay otro tipo de alimentos para tu familia. Ten a la mano una lista de cosas por las que quieres hacer esta dieta. Sí eres más visual puedes tener en tu celular un pequeño collage. Esto te ayudará a regresar al buen camino. 

Presta atención a otras áreas de tu vida.

Este es un buen momento para limpiar el closet, comenzar un nuevo proyecto, ´pagar deudas y hacer esas cosas que has estado dejando atrás durante tanto tiempo. Prestar atención a otras áreas de tu vida te ayudará a quitar de tu mente la comida. Además reforzará el esfuerzo y cambio de hábitos que estás haciendo.

Controla tus emociones

Más allá de tener el plan de alimentación más eficiente de este mundo. Tienes que cambiar tu actitud a la hora de comer y entrenar. Se consciente de que tu estado de ánimo afecta radicalmente la forma en la que llevas esa dieta. Sí te vuelves consciente podrás relacionar la dieta con pensamientos felices. Esto aplica a cada aspecto de tu vida. Por ejemplo, piensa qué pasa cuando llegas a la oficina de malas… normalmente todo ese día corre como una pesadilla. En el caso de la dieta es exactamente lo mismo. 

Recompensate

Normalmente las chicas se recompensan al final de una dieta. Sin embargo para mantener la motivación durante la dieta es buena idea recompensarte. No tiene que se precisamente con algo de comer. Una ida al spa, ropa nueva, un cambio de look. Hay muchas formas en las que te puedes recompensar.

Mantén tu motivación con estos tips y sí encuentras algunos más en el camino comparte con nosotras.Nada es imposible, solo hace falta que te mentalices y tomes las cosas con una mejor actitud. 

Este video te puede gustar