Tipos de squat que tienes que practicar para fortalecer piernas y glúteos

La importancia de conocer los diferentes tipos de squat radica en que podrás elegir los adecuados para tus propósitos.  De este modo podrás complementar los ejercicios que efectúas para trabajar y fortalecer piernas y glúteos. Los diversos ejercicios aumentarán la masa muscular de dichas zonas y notarás los cambios desde el primer mes. Debes ser constante y entrenar por lo menos una hora diaria durante cinco días a la semana. Alterna los días para que descanses uno y se relajen los músculos. Practica y sé la chica fitness que tanto deseas.

Sentadilla profunda

Para efectuar las sentadillas profundas necesitas ponerte de pie con las rodillas separadas. La punta de los pies debe apuntar hacia el frente. Con la espalda recta, contrae el abdomen y marca la sentadilla procurando bajar cerca del piso. Mantén la vista al frente para no encorvarte y controla la respiración. Inhala al estar arriba y exhala al bajar. Si eres principiante no necesitas peso, basta con la resistencia de tu cuerpo. En cambio, si ya llevas tiempo realizando ejercicio puede cargar pesas o pelotas de 8 a 10 kilos según aguantes.

Sentadilla con extensiones laterales

Las sentadillas con extensiones te permiten marcar de dos hasta tres sentadillas en el mismo ejercicio. Claro, mientras más marques es mejor para tonificar piernas y glúteos. Ponte de pie con la espalda recta, la vista al frente, el abdomen contraído y las piernas juntas . Luego, da un paso lateral al tiempo que bajas la cadera y marcas la sentadilla. Enseguida, vuelve a la posición de inicio y da un paso hacia el costado con la otra pierna. Procura realizar el movimiento controladamente y con la espalda recta para no dañarla espalda. Recuerda que nunca debes llevar las rodillas al frente, sino la cadera hacia atrás.

Sentadilla sumo

Un ejercicio que necesita de peso. Utiliza el que aguantes para realizarlo. Solo abre tu compás a la altura de los hombros, toma una mancuerna o algún objeto con peso y flexiona las rodillas al tiempo que bajas la cadera. Conforme el tiempo pase, ve aumentando la carga para desarrollar volumen en piernas y glúteos.

¿Cuál sentadilla ya conocías o practicabas?

Este video te puede gustar