Tener unas piernas torneadas te quitará menos tiempo del que imaginas

Unos glúteos firmes tienen que estar acompañados de una piernas torneadas, así te verás mucho más estilizada. ¿Imaginas cómo lucirás con faldas cortas y zapatillas? Las piernas son difíciles de marcar, pero no es imposible. Además, son las primeras en evidenciar: “esta chica es fitness“. Esta rutina es práctica y sencilla. Además, no sentirás nada, pero al notar los cambios la emoción será inevitable. ¡Activa tus piernas y presúmelas!

Piernas torneadas y perfectas

¡Comencemos! Salta la cuerda unos 2 minutos antes de la rutina. La cuerda te ayudará como ejercicio de cardio y calentamiento. Después, párate derecha y contrae el abdomen, separa tus pies a la altura de tus hombros y baja. Marca una sentadilla profunda, al subir levanta los talones para trabajar las pantorrillas. Cuando subas y bajes, siempre mantén la espalda recta. Realiza 3 series de 30 repeticiones.

 El combo favorito

Las zancadas trabajan piernas y glúteos, así que no les temas que es una de las mejores opciones que tienes para verte fabulosa. Para realizar el ejercicio párate con los pies un poco separados, luego da un paso grande y baja, mantén la vista al frente y repite con la otra pierna. Mientras más bajes, emplearás mayor fuerza en las piernas y glúteos. Inhala al bajar y exhala al subir. Efectúa 3 series de 30 repeticiones de cada pierna.

¡Último ejercicio y terminamos!

Para el último ejercicio necesitas estar parada, derecha y juntar tus pies. Después, abre tu compás hacia el lado izquierdo, flexiona y baja un poco; lleva tus brazos arriba. Posteriormente, realiza lo mismo pero del lado derecho. Mantén la vista al frente, no bajes mucho y procura que tu espalda esté recta. Haz 3 series de 30 repeticiones por cada pierna. Conforme el tiempo pase, ve aumentando las series y repeticiones, pues irás adquiriendo mayor fuerza y resistencia.

¿Cuál es tu rutina para tornear tus piernas?

Este video te puede gustar