Rutina sin pesas para estar super curvilínea y sexy

Estar super curvilínea no significa pasar tres horas en el gimnasio al día. De hecho, existe una forma sencillísima de conseguir las curvas que siempre has querido con esta rutina sin pesas. Además, puedes realizarla en la comodidad de tu casa. ¿Lista para ponerla en práctica? Esta rutina es super sencilla y puedes ejecutarla durante 10 minutos hasta 1 hora completa. Depende mucho de tu resistencia y también del tiempo que tengas para entrenar. Haz a un lado los objetos de tu sala y disponte a darle 15 minutos de sano movimiento a tu cuerpo. Después de probarla por un mes comenzarás a ver los resultados.

Calentamiento

Primero que nada tienes que calentar. Así que comienza dando unos saltitos leves para que la sangre en tu cuerpo empiece a fluir. Enseguida haz círculos con tu cadera. Después con tu cabeza y brazos. Una vez que te sientas calentita como para comenzar, imprímele todo tu esfuerzo a esta rutina.

Jumping jacks

Comenzamos la rutina con 2 minutos de jumping jacks sin parar. Hazlos a tu ritmo, si tienes mucha resistencia te recomiendo que comiences a hacerlos vigorosamente. Entre más energía le imprimas a este entrenamiento más calorías quemarás y más se acelerará tu metabolismo. Abre tu compás al mismo tiempo que tus brazos. Mantén la mirada al frente, junto con el abdomen bien firme.

Burpees

No hay mejor ejercicio que este para darle un poco de trabajo extra a tu corazón y, sobre todo, a tu espíritu. Comienza parada con el abdomen firme y la espalda derechita. Da un pequeño salto para acabar con tus palmas sobre el piso. De otro salto extiende las piernas hasta tocar con las puntitas el piso. En esa posición haz una pequeña flexión con tus brazos, al terminarla recoge tus piernas. Finalmente, da un salto para volver a incorporarte. Haz todos los movimientos que puedas durante 1 minuto.

Sentadilla con salto

Ahora, sin parar comienza este ejercicio en la posición de una sentadilla. Mantén la espalda derecha, los hombros hacia atrás y el abdomen contraído. Flexiona tus rodillas cuidando que el dedo gordo de tus pies esté ligeramente posicionado hacia afuera. Luego, sin que tus rodillas lleguen a tocar las puntas de tus pies, haz una sentadilla y al regresar salta hasta donde puedas. Regresa a la posición inicial y comienza de nuevo. Repite durante 2 minutos sin parar. ¡Vamos muévete!

Última y nos vamos: abdominal

Colócate sobre un tapete. Ahora coloca tus manos debajo de tu cadera para no lastimarte. Con la vista siempre hacia el techo para no lastimar tus isquiotibiales levanta un poco las piernas. Ahora como si estuvieras pataleando para nadar sube y baja una a una tus piernas sin tocar el piso. Durante 1 minuto realiza estos movimientos de tijera. Aprieta el abdomen y respira.

Si quieres lucir super curvilínea ejecuta esta pequeña rutina antes de salir de casa. Verás como en un mes aumenta tu resistencia y luces la figura que siempre has querido.

Este video te puede gustar