Rutina para marcar la espalda en un mes

Marcar la espalda no es cosa fácil, pero tampoco imposible. No necesitas nada más que disciplina, gusto y una rutina específica para trabajar la zona. Mientras más rápido comiences más notarás pronto los resultados. ¿Comenzamos?

Inicia la rutina: ejercicio #1

Te recomiendo que al hacer ejercicio te coloques frente a un espejo para verificar que estés haciendo bien los ejercicios y evitar alguna molestia por mala postura. Después de ponerle play a tu música preferida y de haber realizado un previo calentamiento, inicia con el primer ejercicio. De pie, inclínate un poco hacia adelante, dobla las rodillas y sosten pesas o mancuernas. Lleva el brazo izquierdo adelante y el derecho hacia atrás, ve alternando hasta hacer 30 repeticiones en circuitos de 3. Descansa 60 segundos entre cada ejercicio.

Continúa con el ejercicio #2

Por este movimiento no necesitas pesas, pero tienes la libertad de tomarlas para trabajar mejor. Mantén tu espalda recta, pero inclínate un poco hacia delante, en un ángulo de 45°, si te es posible. Después, dobla un poco tus rodillas y lleva tus brazos al frente y luego hacia atrás. Comienza sin peso y después con botellas de agua, costales de arena o mancuernas. Realiza 30 repeticiones de cada ejercicio en circuitos de 3. Sentirás un poco de ardor, pero esto es bueno pues te indica que se estás activando los músculos de la espalda.

¡Vamos por el último ejercicio!

¡Resiste un poco más, estás por terminar! Toma las pesas, ponte de pie y mantén derecha la espalda. Lleva hacia atrás los brazos con los codos flexionados, después envíalos hacia al frente y arriba. Vas a trabajar brazos, hombros y espalda. Recuerda que mientras más peso cargues, trabajarás mejor la zona que quieres marcar. Realiza el ejercicio 30 veces y repite la serie 2 veces más. Ve aumentando las repeticiones conforme vayas adquiriendo fuerza y resistencia.

¿Qué otro ejercicio conoces para trabajar la espalda?

Este video te puede gustar