Rutina para principiantes: puedes hacerla durante un break en tu día

Lamentablemente no todas tenemos el tiempo para ir al gym. La vida corre muy rápido. ¿En qué momento del día vas a cuidar más de ti? Si tu respuesta es “mañana”, voy a darte una ayudadita para que sea un hecho y no solo una promesa vaga. Con esta rutina para principiantes no vas a pasar otro día sin cuidar de ti misma.

De hecho, ¿sabías que estar una hora completa sentada puede provocarle un enorme daño a tus músculos? Ya para de poner excusas, y prueba esta rutina para principiantes. Es super sencilla. De hecho, no necesitas nada más que las ganas, un poco de música y una botellita de agua para hidratarte. Organízate y hazlo.

Calentamiento

No puedes hacer ejercicio nunca, sin antes calentar un poquito. Así que te recomiendo que saltes unos 30 segundos suavemente para que tu cuerpo comience a entrar en calor. Después, mueve tus hombros, tu cadera y brazos en círculos para que tus articulaciones comiencen a calentarse.

Bodyweight squats

No necesitas mucho espacio ni el gran equipo para hacer este ejercicio. En cualquier break que tengas realiza sentadillas. Los glúteos firmes son más que algo estéticamente bonito. De hecho, son lo mejor para tener una mejor movilidad y equilibrio. Con la espalda derechita mantén la vista al frente y las rodillas hacia afuera. Ahora, baja lentamente sin que tus rodillas sobrepasen la punta de tus pies. Para mantener el equilibrio puedes mantener tu manos al frente, aprieta el abdomen y respira.

Bodyweight lunges

Inmediatamente después de hacer 15 o 20 sentadillas según el tiempo de que dispongas, colócate derechita con los pies bien clavados al piso. Ahora, da un paso adelante dejando una de tus piernas atrás. Baja hasta que tu rodilla se encuentre a unos centímetros del piso. Mantén la posición por algunos segundos y sigue con la otra pierna, siempre con el tronco derechito. Mientras más rápido lo hagas mejores resultados tendrás. Realiza cuantas repeticiones puedas hasta que el cansancio te impida alternar las piernas.

Push ups

Ahora concéntrate en tus brazos. Si eres principiante y no puedes hacer una push up normal. No te preocupes, colócate con las manos a la altura de tus hombros, mirada al frente y rodillas en el piso. Ahora, baja lentamente flexionando los codos hasta tocar el piso con tu pecho. Regresa a la posición inicial estirando los brazos. Hazlo de la manera más lenta y controlada que puedas, así comenzarás a tener la fuerza necesaria para hacer verdaderas push ups.

Crunches

Finalmente colócate boca arriba. Recoge tus piernas y con la mirada siempre hacia el techo sin agarrarte la nuca sube lo más que puedas haciendo esfuerzo en el abdomen. No lastimes tus cervicales ejerciendo presión con tus manos. Tampoco intentes llegar hasta arriba para después aventarte para atrás. Es mejor una abdominal chiquita hasta donde puedas que azotarte contra el piso. Llega al fallo, es decir hasta que ya no puedas más.

Con el tiempo irás creando resistencia. Sé persistente, date tiempo para ejercitar tu cuerpo. Lo mereces, es tu salud.

 

Este video te puede gustar