Qué hacer si el ejercicio esta empeorando tu ansiedad en vez de mejorarla

Sabemos de sobra que el ejercicio es uno de los mejores antídotos contra el estrés y la ansiedad. Además de aclarar la mente y obtener una buena cantidad de endorfinas. Es muy cierto el ejercicio no solo bueno para tu cuerpo sino también para tu mente. No obstante en algunas ocasiones hacer ejercicio puede provocar ele efecto opuesto, creando sentimientos de ansiedad que son difíciles de detener. Lo creas o no esto es algo que puede hacer que una persona se frustre a tal grado de querer dejar de hacer ejercicio para siempre.

¿Por qué a veces el ejercicio induce a la ansiedad y cómo lo puedo superar?

Es posible que en un periodo de depresión, ansiedad o cuando has tenido historial con los ataques de pánico puedas caer en el mismo circulo al hacer ejercicio. Esto se debe a los cambios físicos que ocurren en tu cuerpo mientras haces ejercicio: falta de aliento, un corazón que late rápidamente, sudoración. Estos cambios se parecen mucho a los síntomas de la ansiedad, así que es posible que te sientas de una forma similar a cuando tienes un ataque de pánico.

Tu mente inconsiente retiene información sobre las experiencias pasadas.

Cómo empezar a hacer ejercicio sin morir en el intento

Existe una explicación neural de por qué

De la misma manera que tenemos cinco sentidos para percibir el mundo exterior, nuestro cuerpo interno tiene “sentidos” que ayudan a alertar al cerebro para que responda a estímulos específicos. El sistema vestibular, que se encuentra en el oído interno y el cerebro y ayuda a modular el movimiento, funciona muy cerca del sistema límbico, que controla el sistema nervioso autónomo de nuestro cuerpo (el centro de comando de lucha o vuelo del cuerpo), así como la respuesta emocional, Memoria y Aprendizaje.

Cuando tu cuerpo esta en un estado de “vuelo” mientras corres o tomas una clase de spinning, esto puede hacer que tu cuerpo vaya más rápido y tu mente acelere los pensamientos de ansiedad. En muchos sentidos, tu cuerpo esta biologicamente programados para responder a los estímulos. Es decir que tratara de pararte ante un estimulo que le amenaza. Es por eso que algunos estudios han encontrado que, en pacientes con antecedentes de trastorno de pánico, el ejercicio causó un aumento en los pensamientos ansiosos.

Formas practicas de lidiar con la ansiedad

Tu estado de ánimo afecta el entrenamiento

En algunas ocasiones el miedo a tus mismas limitaciones físicas, también puede generar un aumento en la ansiedad. Por ejemplo es muy común en las personas de 50 años, que les preocupe la salud de su corazón y esto hace que inconscientemente el cuerpo detecte un peligro y entonces tu sistema nervioso hace de todo para detenerte. Si esto te pasa, te recomiendo hacerte un chequeo medico para que compruebes que todo esta bien contigo y así la ansiedad baje y puedas continuar haciendo ejercicio.

La solución para acabar con la ansiedad durante el ejercicio se puede tratar con un profesional. Finalmente lo único que puedes hacer para cortar de raíz, es encontrar la raíz del problema vaya la redundancia. Especialmente si sentirte ansiosa o estresada es algo recurrente.

Este video te puede gustar