Pilates para embarazadas, todo lo que debes saber

El pilates puede ser la mejor arma para las futuras mamis. Es un ejercicio con el cual puedes preparar a tu cuerpo para tener un embarazo tranquilo y un parto libre de complicaciones. Recuerda que antes de iniciarte en esta disciplina debes consultar a tu médico. Si él te da luz verde para comenzar a ejercitarte con pilates, te ayudará en todo tu embarazo.

Recuerda que tu condición es delicada, ya que estás involucrando a tu pequeño en estas divertidas rutinas. Es muy importante que te pongas en manos de los profesionales para evitar un embarazo de alto riesgo. Ante la mínima molestia no dudes en consultar a tu médico.

Primer trimestre

La primera y más importante recomendación es que escuches a tu cuerpo. Cuando estamos embarazadas el instinto es algo a lo que debemos escuchar para proteger a nuestro bebé. Cuida tu alimentación y los movimientos que haces durante la sesión. La naturaleza es muy sabia y te guiará durante este proceso. El objetivo principal en esta etapa es preparar a tu cuerpo, pues se trabajará su control, respiración y postura y se preparará la musculatura ante los futuros cambios.  Si es la primera vez que practicas este ejercicio necesitarás de una sesión para evaluar tu nivel de musculatura para equilibrarlo. Finalmente, otra recomendación para todas, aunque ya hayan practicado pilates es que deben evitar ejercicios de equilibrio y los que aumenten la presión intraabdominal.

Segundo trimestre

En esta etapa las futuras mamis ya presentarán un aumento en el tamaño de su pancita, por lo que será necesario modificar algunos ejercicios para estar más cómodas. El objetivo principal en esta fase es hacerle espacio al bebé. El o la instructora te ayudará a movilizar, flexibilizar y dinamizar tu cuerpo. Se debe prestar especial atención a la movilización de costillas, cadera y pelvis. Así como  a activar la musculatura de la espalda en la zona lumbar. Finalmente, es preciso aumentar el tono muscular en los miembros inferiores preparándolos para soportar el peso extra que estás por adquirir. Es importante hacer hincapié en que no debes hacer ejercicios boca abajo, ni los que involucran generar tono abdominal ya que debes hacer espacio para el bebé no reducirlo.

Tercer trimestre

En esta etapa ya es muy importante cuidar tu ansiedad. Te sentirás más pesada y probablemente con algunos problemas vasculares. Al tener menos espacio, el bebé puede empezar a encajarse en la pelvis. Respira, el trabajo de tu diafragma es importante en esta etapa. Además respirar profundamente ayuda a relajarte. Trabajar el suelo pélvico es una gran parte de este proceso. Hay varios movimientos que puedes hacer con la fitball que van a ayudarte a pasar un parto más cómodo. Para las futuras mamis, el pilates puede ser la clave para tener un mejor embarazo y un gran parto.

No olvides que tu alimentación es esencial en este punto. Siempre consulta a un especialista pues al subir de peso en esta etapa de tu vida hay varias cosas que deberías tomar en cuenta.

Este video te puede gustar