Mejora tus patadas en natación para tener unas piernas más definidas

La natación puede ser el mejor ejercicio para mantenerte sana y en forma. Además, es una forma muy sencilla de tener una piernas bonitas y torneadas. Mejora tus patadas en natación para conseguir unas piernas y pompis de infarto. Algunas chicas solo nadan con los brazos, dejando de lado la patada. Sin embargo, en un deporte tan complejo como la natación usar todo el cuerpo hace la diferencia para mejorar tu rendimiento y velocidad.

Cuida la punta de tu pie

El movimiento correcto para nadar comienza por la cadera, y luego hacia al muslo, rodilla, pierna y pie. Es un error muy común no separar los pies lo suficiente. Cuando de hecho puedes imprimir más fuerza y avanzar más en el agua si realizas el movimiento desde la cadera. Para que lo puedas apreciar y entender, flota de manera vertical y patalea haciendo un movimiento amplio de tijera con las piernas para que la punta del pie al abrir forme una A con tu cadera. Ahora, este movimiento es el mismo cuando estás tumbada. Hazte consciente de él, para que la próxima vez logres una patada más profunda.

Cuida que tu cuerpo esté completamente horizontal

Algunas veces al nadar tus piernas pueden llegar a hundirse. Esto tiene una razón de ser. En algunos casos puede que estés levantando de más tu rostro para tomar aire o, en otros, que voltees hacia atrás o hacia el cielo cuando tomas aire. El desequilibrio se genera porque tu cabeza pesa alrededor de 8 kilos. Cuando la sacas del agua, automáticamente tus piernas se hunden. Así que para darle la preferencia al movimiento de piernas procura respirar de lado, dejando la mitad de tu rostro dentro del agua.

No flexiones de más las rodillas

Este es de los errores más comunes y que te restan velocidad y rendimiento. Para tener una patada más fuerte debes recordar no flexionar de más tus rodillas. Este error es muy común en corredores, que están acostumbrados a este tipo de flexión. Mantén las piernas rectas juntas y deja que los tobillos se muevan libremente, no los tengas rígidos. Mientras más flexibilidad tengas en los tobillos mucho mejor será para tu patada.

Los ejercicios fuera del agua son super importantes

Finalmente no olvides que existen muchos ejercicios fuera del agua que te pueden ayudar a mejorar tus técnicas de natación. Comienza con las sentadillas, ejercicio de fuerza en las piernas y el abdomen. La natación requiere del balance y la conexión entre los músculos de tu cuerpo. La parte más importante es el core que le da equilibrio. Sin embargo, entre mejor trabajadas tengas tus piernas, más rápido podrás nadar. La fuerza mejora tus patadas en natación.

Ahora ya sabes cómo mejorar tu patadas en natación. La técnica es super importante, recuerda que siempre puedes pedir ayuda a un profesional para mejorar tu rendimiento.

Este video te puede gustar