Los beneficios de practicar pilates y por qué empezar ¡ya!

Practicar pilates es como estar en el cielo: no es una actividad física que te mate del cansancio o te haga odiarlo. En realidad, te puedes relajar en cada sesión y obvio, aprovechar cada uno de sus beneficios. Por si no lo sabías, podrás tener más energía, sentirte mejor contigo misma y mover tu cuerpo con más facilidad. Por estas y otras razones deberías empezar ya con tus sesiones de pilates.

Mejora tu postura

Olvídate de caminar jorobada por la vida. Uno de los mejores beneficios de practicar pilates es que mejoras tu postura por completo. Tendrás una buena alineación de tu cuerpo, más que nada en la cintura escapular y en la pélvica. Tus hombros estarán más hacia adelante, tu pecho resaltará y caminarás con más delicadeza. Por lo general, las personas que pasan la mayor parte del tiempo sentadas, tienen una mala postura. Si haces pilates podrás rectificar tu postura nuevamente.

Mejora tu respiración

Aunque no lo creas, normalmente no respiramos de la manera correcta. Solo estamos soltando más y más aire cuando estamos practicando algún tipo de ejercicio. El lado bueno de los pilates es que mejorarás tu respiración, más que nada aprenderás a controlar la inhalación y la exhalación.

Conoces mejor tu cuerpo

Los pilates permiten que conozcas mejor tu cuerpo, más para saber como funciona con todos los estímulos. Podrás moverte con más flexibilidad y sin temor en donde sea.

Tus movimientos mejoran

Debes saber que las articulaciones se van desgastando, por así decirlo. Es por eso que a los ancianitos les cuesta trabajo moverse. Uno de los beneficios de los pilates es que trabajarás más tus articulaciones en cada sesión, obteniendo mayor movilidad.

Te hace perder peso

Si combinas los pilates con algún tipo de ejercicio aeróbico, podrás quemar grasa rápidamente y así bajar de peso. Claro, no olvides tener buenos hábitos alimenticios en tu día a día.

Este video te puede gustar