Ligar en el gym: ¿qué tan buena idea es?

Si eres una chica soltera buscando una cita, seguramente ya has pensado en las apps para ese propósito. Sin embargo, el contacto humano aún existe y puedes aprovechar lugares como un salón de clases o bien un gym para conocer gente nueva. Ligar en el gym, ¿será buena idea?

25% de las parejas que coquetean en el gym acaban juntas

Ahora existen apps para ligar haciendo ejercicio. ¡En serio! De hecho, algunos gimnasios han comenzado a tener programas de citas. El speed dating conquista el mundo fitness, porque es realmente sencillo: entras vez a alguien que te gusta y se lo dices a la persona encargada. Si la persona que te gustó accede concretan una cita. Es un beneficio dos en uno, encuentras pareja mientras mantienes una buena salud física y mental. Además, otra gran ventaja de ligar en el gym, es que optimizas tu agenda para hacer dos cosas al mismo tiempo.

Las ventajas de ligar en el gym

Para las chicas que hacemos ejercicio es super importante conocer a alguien que tenga los mismos gustos e intereses. Sobre todo cuando se trata de ejercicio. Es una buena forma de conocer a alguien que tiene el mismo estilo de vida que tú. Por lo menos, conocer a alguien en el gym te da cierta información extra acerca de esa persona. Se ha comprobado por distintos estudios que los chicos y chicas que hacen ejercicio buscan a alguien que sea igual de activo. Si además de compartir el gusto por el ejercicio tienen una buena química, podrías por fin encontrar al amor de tu vida. ¿Ligar o no en el gym? ¡Yo creo que sí!

Existe una razón científica por la que te podrías enamorar de un chico fit

Madeleine Fugère, autora de The Social Psychology of Attraction and Romantic Relationships, asegura que la atracción se debe a las feromonas. Esas sustancias que sueltas mientras haces ejercicio son lo que te hace más atractiva y que convierten al chico que te gusta en alguien más atractivo. Es más fácil identificar a una pareja químicamente compatible en el gym, que en una fila del Starbucks. Finalmente, ver al chico que te gusta haciendo esfuerzo físico es como una droga para tu cerebro. Se debe a que al hacer ejercicio tienes una serie de reacciones semejantes a cuando estás teniendo sexo. Me refiero a que tus mejillas se encienden, tus pupilas se dilatan, sudas y haces esfuerzo físico. Este un buen incentivo para sentir atracción sexual por la otra persona.

Así que definitivamente ligar en el gym no es mala idea. Inténtalo y ponlo a prueba. El amor puede estar en la máquina de cardio de al lado.Por cierto, estos son los errores que cometes en el gym que no te dejan bajar de peso. 

Este video te puede gustar