Evita este terrible error mientras haces sentadillas, así no se fortalecen tus pompis

Es tan inevitable como los impuestos, si haces ejercicio en algún punto de tu vida vas a tener que recurrir a un squat. No obstante, por muy tonto que suene, hacer un squat no es tan sencillo cómo parece. No por nada muy pocas chicas pueden conseguir el cuerpo que quieren. Evita hacer este terrible error mientras haces sentadillas.

El peor error mientras haces sentadillas

El error más común en las chicas primerizas es cuando las rodillas terminan girando levemente hacia adentro en vez de hacia afuera. Finalmente el cuerpo es un instrumento que funciona por las leyes de la física. Un mal movimiento puede generar un daño interno impresionante, que al principio no notarás. Sin embargo, pasando el tiempo te aseguro que la lesión se hará notar. Además, si haces mal las sentadillas nunca lograrás que tu trasero se tornee como debiera, y no puedo imaginar nada más trágico que eso.

¿Cómo lo arreglamos?

Arreglar este simple error es super sencillo. Antes de practicar las sentadillas como es debido debes hacer que tu cadera y tu glúteo medio se vuelva más fuerte. De esta forma tus rodillas no se doblaran haciael lado incorrecto. Siempre que vayas a hacer una sentadilla intenta que tus rodillas y los dedos de tus pies vayan en la misma dirección. De hecho, es una buena idea que estires tu cadera antes de empezar tu rutina de pompi. De esta forma quitarás la presión de tus caderas y tendrás squats más profundas que levantarán tus pompis más rápido. Finalmente y como última recomendación, no exageres con el peso que estás cargando. La recomendación es usar el peso que te permita tener la postura correcta. Así avanzarás más rápido y podrás tener las pompis que siempre has deseado.

Este video te puede gustar