Entrena en tu sala y consigue la figura que deseas

Esta temporada de fiestas salir al gimnasio es lo último en lo que vas a pensar. No obstante, existe una forma super sencilla de mantenerte en forma desde la comodidad de tu casa. Por esta vez entrena en tu sala y consigue la figura que tú quieres.

Excusas sobran para no ir al gimnasio. Deja atrás los “no puedo”, “hace frío”, “está oscuro”, “empiezo en enero”… Ponte las pilas y comienza a hacer algo por tu salud.  Este programa consiste en 5 ejercicios. De cada uno de ellos debes hacer 4 series de 12 repeticiones. No te detengas entre series, es una rutina super rápida y sencilla. Mantén el ritmo.

Jumping lunges

Este movimiento cardiovascular es excelente para fortalecer tus piernas y glúteos. Es muy sencillo. Para empezar, mueve un poco los muebles para que tengas el espacio que se requiere. Coloca una pierna delante de ti y la otra estírala hacia atrás. Empiezas en posición de desplante y saltas. Ahora bien, con cada brinco debes cambiar de pierna. Recuerda que puedes usar tus brazos para hacer equilibrio.

Squat

Enseguida de terminar los desplantes pasa a un squat profundo. Coloca tus pies a la altura de tus caderas sin que las puntas de tus pies rebasen tus rodillas. Con el abdomen contraído y la espalda derechita baja suavemente hasta donde puedas y regresa a la posición inicial. Intenta que tus rodillas miren hacia afuera, pues esto asegura que estás haciendo un buen trabajo. Este es otro ejercicio super sencillo que puedes hacer en tu sala.

Pistol squats

Para comenzar, busca una silla o usa un sillón. Sostente con una pierna dejando la otra suspendida ligeramente. Ahora siéntate solo por unos segundos y párate con suavidad. Siempre mantén el abdomen adentro y la espalda derechita. Alterna el ejercicio con la otra pierna.

Abs

Esta es una forma diferente de hacer una plancha en tu sala. Coloca tus manos a la altura de tus hombros, mantén el abdomen contraído. Abre y cierra tu compás sin subir los glúteos, el movimientos debe quedar horizontal. Mantén el ritmo. De hecho este movimiento trabaja todo tu core, aunque ahora no lo sientas.

 Bridge

Para finalizar, el último ejercicio de esta sencilla rutina que puedes ejecutar en tu sala se hace boca arriba. Te sugiero tener a la mano un tapete. Ahora bien, coloca tus brazos junto a tu cadera sin mover tu espalda del suelo. Enseguida, flexiona tus rodillas y sostén tu peso con una sola pierna mientras elevas la otra pierna junto con tu cadera. Finalmente, debes ejecutar el ejercicio con ambas piernas.

Por último, recuerda beber agua para mantenerte hidratada y seguir una dieta equilibrada para ver resultados más pronto.

Este video te puede gustar