Diferencias entre HITT y steady state; ¿las conocías?

El cardio es un tema super controversial dentro de la industria del fitness. Hay personas a favor y otras que aseguran que con solo dormir ya tienes el suficiente cardio. Las personas que hacen ejercicio tienen cientos de opciones para seguir un estilo de vida saludable. Sin embargo, mientras algunos dicen que el HITT es el mejor camino a seguir, otros aseguran que lo los ejercicios steady state nos maravillosos. ¿Cuál de los dos me conviene?

Las ventajas de hacer cardio

Aunque muchas personas lo odien, la actividad cardiovascular pone el corazón en tensión y la presión arterial se mantiene elevada. Estos lapsos de resistencia tienen incontables beneficios. Disminuye la frecuencia cardiaca en reposo, así como la presión arterial. Aumenta el volumen de los pulmones y del corazón, y disminuye el colesterol y la grasa corporal.

Steady state, mejor conocido como cardio aeróbico

Se trata de una actividad cardiovascular aeróbica que se ejecuta por unos 20 minutos. Es de  intensidad de baja a moderada. En la categoría de los ejercicios steady state están caminar por la calle y usar una elíptica. Los beneficios de este tipo de cardio son mayores para quienes van empezando. Este es le primer paso para continuar con rutinas mucho más pesadas. Lamentablemente, este cardio con tan baja intensidad tiene beneficios que van disminuyendo conforme pasa el día. La gran desventaja de este tipo de práctica, especialmente de correr, es el desgaste en las articulaciones.

HIIT (high intensity interval training)

Se trata de un entrenamiento corto pero muy vigoroso. Es decir, con intervalos de alta intensidad. Este requiere de un esfuerzo total, seguido de cortos periodos de descanso. El entrenamiento de intervalo no tiene que excederse de los 40 minutos. Existen muchos entrenamientos de HIIT con diferentes accesorios que incluyen cuerdas, pesas y hasta llantas de coche usadas. Las ventajas de este ejercicio de corta duración es la quema de grasa. Además, que tu cuerpo seguirá quemando calorías después de hacer el ejercicio. Tu cuerpo se vuelve más eficiente en el uso de la grasa como combustible. Los contras de este es que realmente debes llevar a tu cuerpo al límite para conseguir buenos resultados y que no es adecuado para principiantes ni personas sedentarias. Se requiere de una preparación física para que el resultado sea bueno y no afecte el corazón.

Estos dos métodos siempre han existido, ambos tienen sus pros y contras. Tienes que escoger el que mejor se ajuste a tus necesidades.

Este video te puede gustar