Cómo deshacerte del molesto hormigueo en tus piernas en un dos por tres

Si estás interesada en el tema, seguramente has sufrido de este molesto hormigueo en tus piernas. A mí me pasaba super seguido, mañana, tarde y noche. Esta sensación de pesadez en las piernas es terrible.

¿Por que se siente así?

El constante hormigueo en tus piernas, por lo general indica mala circulación sanguínea. Lamentablemente pasamos mucho tiempo sentadas o paradas en una misma posición. Esto entorpece el riego sanguíneo dejándonos la terrible sensación de pesadez en las piernas. Finalmente el calzado también tiene mucho que ver con esta situación. Es una preocupación terrible pues llega un punto en el que ya no puedes estar sentada aunque el trabajo te obliga a estarlo. Como consecuencia aparecen las arañitas y la celulitis que hacen su aparición triunfal, quieras o no. Después de estar con la peor sensación en mis piernas decidí embarcarme en la búsqueda de la mejor solución. Te voy a contar qué hice y qué sí me funcionó.

El truco de la abuela

Lo primero que se me ocurrió para acabar con este mal fue subir las piernas 90 grados en la pared. Este pequeño truco me lo enseñó mi abue hace muchos años cuando regresaba de mis entrenamientos de atletismo. Debo decirte que es excelente, ya que no solo descansan tus piernas también la cadera y tu espalda. Deja tus piernas en el aire por unos minutos mientras descansas. Apliqué este truco por varios días. Lamentablemente, al final el hormigueo regresaba así que comencé a probar algunas cosas más.

Bálsamos con eucalipto

Mi mamá es gran fan de los aceites y de los bálsamos naturales. En varias ocasiones me había comentado que aplicar eucalipto en pies y piernas ayuda a descansar y a estimular la circulación. De hecho, esta maravillosa planta tiene propiedades antirreumáticas. Así que probé aplicar bálsamo de eucalipto por las noches en mis piernas. Debo decir que es un buen remedio, pero aun así la pesadez se hacia presente a la mitad del día.

El cambio más drástico

No se si te haya pasado, pero en mi caso el cosquilleo a veces llegaba hasta los glúteos. Es super incómodo pues se sienten como pequeñas agujas incluso estando sentada. Así que probé con ejercicio de cardio todos los días. Soy gran fan del ejercicio y debo admitir que mis problemas de hormigueo eran bastante graves cuando no hacía actividad física. La vida ajetreada de la ciudad a veces te come y el tiempo no es suficiente para hacer ejercicio. Esta es la mejor solución que existe a largo plazo. Después de unas semanas mi circulación comenzó a mejorar y el hormigueo desapareció casi por completo.

Finalmente, los estiramientos

Si tienes hormigueo en tus piernas y no puedes hacer ejercicio a diario, esta es tu solución. Antes de ir a la oficina estira tus piernas, hay varias posiciones de yoga que ayudan a mejorar tu circulación. Regresando a casa vuelve a hacerlas, verás cómo tu cuerpo siente el cambio en pocos días.

Finalmente, recuerda que tu alimentación es super importante. Toma agua y realiza más ejercicio, es imposible pasar menos tiempo sentada si estás trabajando. No obstante, podemos poner nuestro granito de arena cuidando más nuestro cuerpo. Este nos lleva a todos lados, es tiempo de cuidar de él.

Este video te puede gustar