Quantcast

Cuerpo tonificado y esbelto con cuatro ejercicios

Por  |  0 Comments

¿Quieres un cuerpo tonificado y esbelto? Con tan solo cuatro ejercicios podrás conseguirlo en cuestión de semanas. Se trata simplemente de motivarte y esforzarte con esta rutina. Lo mejor es que no necesitas ir al gimnasio para cumplir con tu objetivo.

Las sentadillas nunca fallan

En muchas rutinas de ejercicio están incluidas las sentadillas y son perfectas para moldear tus glúteos y piernas. Es super sencillo de hacer. Ponte de pie con las rodillas ligeramente separadas. Tienes que mantener tu espalda recta y extender tus brazos hacia adelante. Ahora, baja tu cuerpo como si fueras a sentarte flexionando las rodillas pero sin llegar al suelo. Regresa a la posición inicial y repite nuevamente. Haz 3 series de 10 movimientos cada una.

Abdominales

Para tener un cuerpo tonificado también hay que prestarle atención al abdomen. ¿A poco no te gustaría tener un vientre plano y fuerte? Vamos con el ejercicio. Comienza por tumbarte boca arriba con las piernas flexionadas. Posteriormente, coloca tus manos sobre la nuca y levanta el tronco de manera lenta y controlada. Vuelve a la posición inicial y completa una serie de 12 repeticiones.

Flexiones

Trabaja tus brazos y piernas con las flexiones para tener un cuerpo tonificado y esbelto. Ponte boca abajo y coloca las palmas de tus manos sobre el suelo con los codos flexionados. Mientras, tu espalda debe estar recta y tus piernas bien estiradas. Mantén las manos apoyadas en el piso mientras levantas el peso de tu cuerpo solo flexionando los codos y no las rodillas. Nuevamente, regresa a la posición inicial y repite. Realiza 3 series de 1o repeticiones.

Zancadas

También conocidas como lunges, ejercitan desde los cuádriceps hasta los glúteos. Para comenzar, ponte de pie con los brazos apoyados sobre las caderas y los pies ligeramente separados. Posteriormente, da un paso adelante manteniendo la espalda recta. Es importante que tu pierna no doble más de los 90° grados a la altura de la rodilla. Procura que el pie adelantado esté bien apoyado, mientras doblas la pierna de atrás hasta casi tocar el piso. Cuando completes el movimiento, vuelve a la posición inicial y repite alternando la otra pierna.

 


Este video te puede gustar