Consejos para correr por la playa este verano si vas de viaje

El sueño hecho realidad de muchas chicas fitness no es siempre lo que parece. Toda amante del running ha soñado con correr en una playa solitaria al amanecer con la agradable brisa del mar. Es cierto que correr por la playa es una delicia; sin embargo, hacerlo también presenta algunas dificultades de las que debes estar consciente. Estas son algunas cosas que probablemente no has tomado en cuenta.

Correr sobre arena mojada no es igual a hacerlo en la seca

De hecho, correr a la orilla de la playa puede ayudarte a establecer un buen ritmo de carrera. En las zonas donde la arena es más blanda, vas a realizar un entrenamiento de fuerza. La arena le imprime a tu entrenamiento un ritmo interesante que te permite trabajar distintos músculos. El consejo es utilizar buenos tenis y ser consciente del tipo de entrenamiento que vas a ejecutar.

La arena blanda y seca te ayudará a correr con menor impacto

Corre por la arena seca si estás lastimada. Sabemos lo que el pavimento le hace a nuestras rodillas al correr, pero en la playa es completamente diferente. La arena nos permite realizar un ejercicio de bajo impacto al correr. Esto ayuda a proteger nuestras articulaciones, pero es especialmente benéfico para las mujeres que sufren lesiones o se encuentran en el postparto. Es decir, más fuerza con menos impacto. Correr en la arena puede traerte muchos beneficios.

Te permite trabajar el equilibrio

Correr por la playa te obligará a trabajar el equilibrio y también te ayudará a reforzar las articulaciones de tus tobillos. Si tienes débiles las lumbares y la espalda, es muy probable que tropieces. No te preocupes, correr ayudará poco a poco a que este problema desaparezca.

Estos son los beneficios de la brisa marina para el organismo

De los grandes beneficios de correr en la playa está la brisa marina. Esta contiene una gran cantidad de iones negativos. Estos son muy beneficiosos para la salud.  Los iones ayudan a estimular a los neurotransmisores y a mejorar la oxigenación de todo tu cuerpo. Además, la brisa es un excelente remedio para el insomnio, ya que ayuda a producir más serotonina y restablece el pH de la piel.

No olvides nuestros consejos prácticos

  • Acorta las distancias y el tiempo. Correr en la playa no es lo mismo que correr en el gimnasio ni en el pavimento. De hecho, este es mucho más demandante. No te espantes si no aguantas lo mismo.
  • Corre con los tenis adecuados. Si tu sueño es correr descalza, solo puedo decirte que cuides tus pisadas. Tu cuerpo tendrá que adaptarse a la arena para no generar lesiones en tus tobillos.
  • Escoge el horario que más te acomode conforme a tus gustos.
  • Correr a última hora de la tarde implica que la arena este mucho más caliente, es algo que debes tomar en cuenta.

Este video te puede gustar