Cómo evitar que el frío acabe con tu vida fit

Yo amo la época de frío por muchas razones. La primera es que te puedes vestir con ropa más bonita. Además, tengo la excusa perfecta para tomar bebidas calientes durante el día y, sobre todo, es la mejor temporada en el gimnasio porque no hay nadie. El frío asusta a las personas que no llevan una vida saludable pues, siendo sinceros, es la excusa perfecta para quedarse en casa y subir los pies al sillón. Sin embargo, si quieres ser de las mías incluso y echarte un clavado a la alberca incluso con 11 grados de temperatura, checa esto. Te doy unos tips que a mí siempre me ayudan.

Ropa deportiva para invierno

El primer gran truco para que el frío no te detenga es comprar una o dos playeritas deportivas de manga larga, así como leggings que cubran toda tu pierna. Salir a correr en la mañana puede ser toda una tortura si no tienes esta protección. Es una excusa perfecta para no ejercitarte por la mañana. Así que evita la situación, sal a correr con el equipo adecuado. Consiéntete con una chamarra calientita o metiéndote al vapor un ratito después del gym. La ventaja que tenemos las personas que hacemos ejercicio en esta época es que si aceleras tu metabolismo, es más difícil que sufras por el clima.

Música antes de ir al gym

Aguas con el sillón y la tele, pues si llegas a acurrucarte ya no vas a salir de casa. En vez de la tele escucha música que te inspire a ir al gimnasio. Prepara tu maleta un día o unas horas antes. No te pongas excusas y trata de no pensar en el frío cuando vayas saliendo. Recuerda que no hay éxito sin algo de trabajo. Finalmente, mírate mucho al espejo, es tu mejor recompensa en esta época. Así, mientras los demás comen panecillos dulces, tú sigues esculpiendo tu cuerpo y cuidando tu salud.

Dile “no” a los antojos de invierno

Di “no” al pan, al azúcar, al exceso de café y, sobre todo, al alcohol. No sé si los has notado, pero es común que desde noviembre las personas piensen que tienen la cancha libre para tomar todos los días. Así acabamos con males en el corazón y en el hígado. Evita darte vuelo con las bebidas alcohólicas, mejor opta por una gran taza de té. El té caliente ayuda a tu metabolismo, te calienta y además tiene un muchos antioxidantes. Además, hay un montón de sabores de los cuales elegir.

Si de plano no quieres salir de casa…

Si prefieres quedarte en casa, haz como yo: salta. Lo que yo hago es tener a la mano mi cuerda de saltar. Así, mientras veo una película o una serie, salto por 45 minutos y me olvido del frío. Luego, completo el cardio con algunas series de sentadillas o un poco de yoga. Tener equipo deportivo en tu casa siempre es una buena opción. Para que el frío no arruine tu vida fitnes solo hace falta disciplina. Deja de poner excusas, pues te aseguro que en enero será más difícil perder los kilos que subiste en diciembre.

Cómo seguir cenando sano

En esta época sufro mucho con las cenas, pues con el frío las bebidas azucaradas y también las galletas se me antojan mucho. Así que para no caer en la tentación, tengo a la mano blueberries que congelo con yogur. Es como una paleta helada con mucho sabor. También suelo hornear galletas veganas para evitar las harinas y preparo caldos de verdura para tener algo calentito para cenar. Ya sé, esto requiere tiempo que a veces no nos sobra. No obstante, si haces espacio en tu agenda para trabajar de más, ¿por qué no hacerlo para cuidar de ti misma? Haz un esfuerzo, no te arrepentirás.

Este video te puede gustar