Beneficios que tiene la danza árabe para las embarazadas

Bailar danza árabe durante tu embarazo puede ser de las mejores ideas. Ya que está durante esta etapa de la vida de una mujer tiene las articulaciones más flexibles. Por lo que es capaz de hacer más fácilmente los movimientos, sin contar que durante esta etapa las mujeres suelen escuchar más a su cuerpo y esta resulta una excelente forma de hacerlo.

La danza árabe no tiene ninguna contraindicación, pero siempre es buena idea preguntarle a tu médico antes de seguir bailando.

Los beneficios de la danza en embarazadas

  • Estimula el contacto con tu bebé
  • Permite fortalecer el cuerpo, porque trabaja con todos los músculos.
  • Es excelente para la circulación gracias a los movimientos continuos de las piernas.
  • Ayuda a tener en movimiento tu columna vertebral.
  • – Ayuda a mantener una postura correcta, con los hombros abiertos y la pelvis hacia delante, evitando la lordosis típica de los últimos meses de embarazo.
  • Los movimiento de tus brazos y hombros favorecen la tonificación muscular de los pectorales.
  • Los movimientos ondulatorios de la cadera es un entrenamiento de los músculos pélvicos, estratégicos en el momento del parto.

Hacer ejercicio si o no durante el embarazo

Beneficios psicológicos de la danza del vientre

Esta danza también tiene beneficios psicológicos, la mujer puede concentrarse en su cuerpo y ser dueña de el. Esto provoca un gran cambio de mentalidad en las mujeres embarazadas. Es probable que al practicarla se sienta más enérgica y llena de vida. La ansiedad durante el embarazo puede ser frecuente. Sin embargo esta danza puede lograr que la mujer se sienta sexy y en control de la situación.

Parto o cesárea ¿qué es mejor?

Los beneficios durante el parto

El momento del parto es, seguramente, cuando las enseñanzas de la danza salen a relucir. Gracias al entrenamiento de los meses pasados la mujer se puede encontrar en mejores condiciones para afrontarlo.La futura mamá descubre los aspectos en común entre la alternancia rítmica de la contracción y la relajación típica del trabajo de parto. Es algo que se da por instinto, después de haberlo practicado.

Cómo tener un embarazo más feliz sin morir en el intento

Este video te puede gustar