La mente también se rompe y no está mal detener todo para tomar un respiro

Una de la noticias que más ruido ha hecho durante los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, fue la decisión de Simone Biles de no participar en las categorías que representaba. Sí, causó conmoción, porque cómo era posible que ya estando ahí tomara esa decisión. Bueno, déjame decirte que cuando el alma y la mente tienen confusión o dolor, no deciden en qué momento van a hacerte estallar. En lugar de juzgar la decisión que ella tomó, o la que muchos atletas han tomado, deberíamos tratar de ser más empáticos. Un atleta también se rompe en el momento menos esperado.

Lesiones mentales

El dolor de la mente no se escucha, no se ve; sólo se siente y te hace tener pensamientos abrumadores. Una vez que empiezan, no paran y se van quedando por ahí. Hay cosas que salen sin que tú lo decidas, sólo aparecen y ya. Mucha gente aseguro que Simone pertenece a la generación de cristal, esa que se quiebra fácilmente. Sin embargo, en el caso de ella no es así. Ella lo único que pide es que entiendan cómo se siente. Si Simone no se sintiera como se siente, no le hubiera importado poner toda su vida en segundo plano con tal de ganar una medalla.

Ya basta de aparentar estar bien

Por desgracia, el mundo en el que vivimos nos ha enseñado que si no tenemos belleza, dinero o una medalla; somos unos perdedores. Nos enseñan a competir en la escuela, en el trabajo, hasta con la familia. En todos lados debemos pelear y aparentar que estamos bien siempre. El problema es ese, que nunca nos enseñan a lidiar con nosotros mismos o con los otros cuando las cosas van mal.

Simone no es una cobarde, no es débil; simplemente es un ser humano, vulnerable que necesita un respiro para recordarlo. En este punto pareciera que todos los demás saben perfecto quién es ella, cuando ni siquiera ella sabe quién es o qué quiere. Es momento de dejar de exigirnos tanto o de exigirnos ser perfectos. Mejor deberíamos aprender a trabajar en nuestra tristeza, nuestro miedo, nuestro amor propio. Mientras nos queramos nosotros mismos, podremos saber lidiar con cualquier situación que se presente.

Este video te puede gustar