Si ya estás harta de las manchas en las axilas, estos remedios caseros son para ti

Irás a la playa e inevitablemente empacas todas tus blusas escotadas. Es decir, se trata del sol, el mar y la arena; la combinación perfecta para disfrutar, relajarse y obtener el bronceado perfecto. Todo está casi listo, hasta que levantas los brazos y ves unas horrendas manchas en tus axilas. No te preocupes, no eres la única que está harta de esas imperfecciones. Y como queremos que les digas adiós se me ocurre lo siguiente: ¡prueba estos remedios caseros!

Limpieza inadecuada

No quiero sonar a tu madre, pero esas manchas debajo de los brazos puede ser el resultado de una limpieza inadecuada. Sí, pueden ser las células muertas que hacen de las suyas. También  pueden deberse al sudor, la herencia o la fricción causada por diferentes tipos de ropa. A algunas personas les aparecen como resultado de los productos que emplean para afeitarse o de higiene personal, como los desodorantes que tiene alcohol. Eso sí, no te preocupes; estas manchas no son indicio de que algo anda mal, simplemente no son estéticas.

Limón y bicarbonato de sodio

Una opción para aclarar tus axilas es que emplees limón y bicarbonato de sodio. El limón es un blanqueador debido a que inhibe la producción de melanina, así que la piel se ve con un tono más uniforme. El ácido cítrico en el limón actúa como un exfoliante que elimina las células muertas y por ello revela piel más saludable. En tanto que el bicarbonato de sodio tiene propiedades que actúan como exfoliante. ¿Qué tienes que hacer? Mezclar los dos ingredientes hasta obtener una pasta. Aplica en las axilas todos los días durante una semana. Si te irrita, sólo reduce el uso. Al término de la primera semana, usa la mezcla entre tres y cuatro días a la semana. Ojo, no frotes fuertemente y no la uses después de depilarte, ya que te arderá.

Azúcar y aceite de oliva

Puedes preparar una mezcla con azúcar morena y aceite de oliva. El azúcar es un humectante natural porque retiene la humedad en la piel, al entrar en interacción con el agua. Es perfecta para exfoliar, ya que remueve las células muertas y abre los poros. Además, contiene ácido glicólico que ayuda a eliminar manchas y arrugas. El aceite de oliva es un hidratante natural y también tiene la capacidad de reparar los tejidos dañados en la piel. ¿Qué tienes que hacer? Mezcla el azúcar con el aceite hasta tener una pasta. Exfolia el área que está abajo de los brazos y deja actuar 10 minutos. Enjuaga con agua fría. Puedes usar esta mezcla tres veces a la semana, como máximo. No la uses después de rasurarte, ya que te arderá.

Otro cuidados para evitar las manchas

Además de usar las mascarillas, depílate con cera en lugar de rasurarte. Tras el segundo procedimiento se siguen notando las puntas de los vellos, pero con la depilación con cera no ocurre eso porque los vellos son arrancados de raíz. Acude al médico para ver si puedes tomar algún suplemento multivitamínico, ya que a veces las axilas oscuras se deben a la deficiencia de alguna vitamina.

Este video te puede gustar