Vuelve el permanente ¿Te animas a hacértelo?

Hace mucho tiempo, una de las tendencias favoritas para la melena, era el permanente. Bien dicen que todas las modas regresan y ahora le tocó a esta modalidad para tu melena. Así que si estabas pensando en hacerle un cambio a tu cabellera, podrías optar por esta tendencia. ¿Te animas?

De qué se trata

Con esta técnica se ondula o riza el cabello liso, o en el caso de las cabelleras quebradas cuando buscan darle más definición. Para lograr eso, se aplica un producto que abre la cutícula. El cabello la absorbe y así es posible cambiar su forma y estructura. Se usan rulos o bigudíes de diferente grosor que ayudarán a darle la forma deseada al cabello. Pueden ser chinos abiertos o muy apretados. Para lograr el permanente se pone el producto que rizará el cabello. El tiempo que se deje en cada melena dependerá de varias cosas. Luego de eso se aclara y neutraliza con otro producto para marcar la forma que ha dejado el rulo. El tiempo que se deje dependerá de qué tan marcados quieras los rizos y luego se vuelve a aclarar.

¿Existen riesgos?

Sí, puesto que se sensibiliza la fibra capilar, el cabello se deshidrata y se debilita. Además, debes tener en cuenta que el permanente no es tan permanente como su nombre lo dice. Luego de 3 o 4 meses, el cabello va regresando a su estado natural.

¿Todas podemos hacernos el permanente?

Es mejor que lo han sólo quienes no tienen cabelleras tan finas, pues el tratamiento debilitará más el cabello. Si el cabello ya ha sido tratado químicamente, el resultado no será el mismo a causa del uso de más productos químicos. El permanente aclara el color de las melenas teñidas, así que decide qué es lo que más deseas hacerle a tu cabello.

Este video te puede gustar