Vapores que te ayudan a cuidar la piel de tu rostro

En alguna otra ocasión ya te hable de las ventajas de los vapores y cómo estos ayudan a limpiar tu cara de manera profunda. Además, son muy fáciles de preparar. Lo único que tienes que hacer es poner a hervir agua y añadir tu esencia favorita. El vapor abre los poros y te permite eliminar impurezas; además sirve como un relajante natural. En esta ocasión quiero compartir contigo distintos tipos de vaporizaciones para cuidar tu cutis.

Vapores para cuidar el cutis mixto

Si tienes el cutis mixto pon a hervir medio litro de agua. Añade dos cucharaditas de lavanda y cinco gotas de geranio. Cubre tu cabeza con una toalla y acércate al vapor. Una vez que tus poros se abran, retira las impurezas de tu rostro. No olvides sellar los poros al terminar con agua fría.

Vaporizaciones para limpieza de piel seca

Pon a hervir a fuego lento medio litro de agua. Posteriormente añade una cucharadita de romero, una de manzanilla y cinco gotas de esencia de incienso. Una vez que empiece a salir vapor, apaga el fuego. Cubre tu cabeza con una toalla y acércate al vapor sin que moleste. Quédate ahí cinco segundos, retírate dos segundos y acércate nuevamente. Repite las veces que consideres conveniente. Una vez que abriste los poros, retira las impurezas ayudándote con discos de algodón. No uses las uñas para evitar infecciones. Recuerda, una vez limpios tus poros ciérralos con hielo o agua bien fría.

Para piel grasa

Pon a hervir medio litro de agua con cuatro hojas de albahaca y cinco gotas de aceite de árbol de té. Repite el mismo procedimiento. Acércate al vapor cubierta con una toalla durante varios minutos. Retira impurezas, limpia y sella tu piel con hielo o agua fría.

Este video te puede gustar