Usé pestañas postizas y todo salió mal ¿te ha pasado?

Muchas chicas tienen tan hermosas pestañas, que no recurren a las postizas para darle más luz a sus ojos. Sin embargo, otras de nosotras no tenemos tanta suerte y tenemos que usarlas para que resalte nuestra mirada. El problema es que si no sabemos cómo ponerlas, podemos arruinar nuestras pocas pestañas. Te cuento lo que me pasó a mí y debo confesar que sentí mucho temor de arruinar mis ojos.

¿Qué pegamento compro?

Cuando fui a comprar las pestañas, jamás pensé que el pegamento viniera por separado. En ese momento, la señorita me preguntó si llevaría pegamento y le dije que no. Luego, cuando estaba en mi casa a punto de usarlas, cuál fue mi sorpresa. Bueno, regresé por pegamento a otra tienda, pero jamás pensé que había dos colores. El negro y el transparente. Por lógica creí que el más apto era el negro y ese llevé a casa. Sin duda, el pegamento negro ayuda a que las pestañas resalten, pero para una principiante como yo, el mejor era el transparente, que cuando se seca ya no se nota.

No puedo aplicarlas

En más de una ocasión he visto turoriales para maquillarme o aplicarme algo. Las chicas lo hacen con tanta facilidad que parece super sencillo. Bueno, para una principiante me ha quedado claro que no es así. Cuando traté de ponerme las pestañas, creí que con ayuda de mis dedos sería super sencillo, pero fue todo lo contrario. El pegamento se estaba embarrando en mis dedos y todo fue un fiasco.

Quería cubrir los errores

Luego de que apliqué las pestañas, con manchas del pegamento, traté de solucionarlo con delineador. El problema es que la textura de mi párpado había cambiado y sí, el delinador no se aplicaba de la misma manera. Además, quisé enchinarla casi inmediatamente que las pegué y no se pudo. Tenía que esperar más para hacerlo.

Como todo salió mal, tuve que recurrir con la experta para que me ayudara. Por eso ahora sé todo lo que debo y no hacer cuando aplico pestañas postizas.

Este video te puede gustar