¿Uñas amarillas o frágiles?, ¡un tratamiento para cada problema!

Todas sabemos que uno de los aspectos más importantes de nuestra imagen son las manos. Tener uñas bonitas y cuidadas da una imagen limpia de nosotras. No es nada agradable ver unas uñas amarillas o mordisqueadas.

Cuida tus manos

Para que tus uñas estén lindas, es importante que cuides tu alimentación y hábitos. Hay ciertos remedios que podrían ayudarte a fortalecerlas o restaurar su color natural. Te cuento más sobre cómo puedes lograrlo.

Uñas amarillas

Se originan por tener una alimentación poco equilibrada, en la que faltan nutrientes como vitamina A, B, proteína, hierro, cinc y calcio. También, si consumes en exceso vitamina A, las uñas pueden tomar ese color. Podrían indicarte algún problema de salud como afectaciones en el hígado. Otras causas del tono amarillento son problema de hongos, consumo de tabaco, uso de esmaltes inadecuados o por efecto de algunas medicinas. Puedes aplicar los siguientes tratamientos:

  • Limón. Ayuda a blanquear las uñas, además de limpiarlas a profundidad gracias a las enzimas. Es un antifúngico que ayuda a prevenir infecciones y hongos que las oscurecen. Aplica un poco de zumo de limón con ayuda de un hisopo y deja que actúe por 15 minutos.
  • Vinagre blanco. Es un potente limpiador. Mezcla la misma cantidad de agua tibia y vinagre blanco. Mete tus manos en el recipiente y deja que reposen por cinco minutos.

Uñas frágiles

Las uñas se debilitan por la falta de nutrientes necesarios, aunque puede haber otras causas. Entre ellas están: usar de manera constante productos de limpieza, falta de humectación, hongos o el clima. Prueba estos remedios:

  • Cebolla. Ayuda a fortalecer las uñas, además de evitar infecciones por hongos. Corta una cebolla por la mitad e introduce tus dedos en ella por cinco minutos. Lava con abundante agua hasta después de dos horas, para que los nutrientes sean aprovechados. Si lo haces tres veces a la semana notarás los resultados.
  • Ajo. Es una maravilla para la salud y las uñas, pues las fortalece y hace que crezcan más rápido. Machaca un diente de ajo y ponlo en una taza con agua caliente. Después agrega el zumo de un limón y guarda la mezcla en el refrigerador. Todas las noches aplica un poco de la mezcla con ayuda de un algodón para que tus uñas se fortalezcan.

Este video te puede gustar