Moldea tu cuerpo con aqualix una sola vez

Muchas mujeres buscan desesperadamente deshacerse de la grasa abdominal. En su búsqueda prueban métodos que no son tan seguros ni eficaces. Afortunadamente, la  medicina estética ha avanzado mucho y nos ofrece métodos seguros que no involucran el quirófano. El aqualix es un tratamiento estético que te garantiza reducir la grasa corporal sin dolor y esfuerzo. ¿Quieres saber en qué consiste?

 ¿Qué es el aqualix?

Este procedimiento estético tiene dos fases. La primera consiste e inyectar una solución biocompatible en las zonas del cuerpo con mucha grasa. Esta solución elimina el tejido adiposo que se acumula bajo nuestra piel. En consecuencia, en la segunda etapa del procedimiento la paciente debe someterse a una sesión de ultrasonidos. Estos se efectúan en la zona antes inyectada con la solución. De esta forma eliminan las células grasas; sin embargo, cabe mencionar que el cuerpo las eliminará naturalmente unos días después.

 Ventajas de este procedimiento

La aplicación de este tratamiento es ambulatoria, por lo que después de la sesión podrás irte a casa sin algún problema. En ocasiones le recomiendan a algunas pacientes utilizar una faja compresora para eliminar molestias, como hormigueo o irritación. Sin embargo estas reacciones son poco comunes. Además de perder volumen, mejora el aspecto de la piel e, incluso, disminuye la celulitis levemente.

 Desventajas

Las mujeres embarazadas o en etapa de lactancia no son candidatas al aqualix. De igual modo, si la paciente tiene problemas relacionados con el hígado o los riñones, deberá abstenerse de este tratamiento. Por último, las chicas con diabetes tampoco son candidatas, puesto que alguna herida podría complicarse y desencadenar una complicación grave. Este método no puede realizarse constantemente, por lo que sólo se aconseja solo una vez. Después de ello, la paciente debe cuidar su alimentación y realizar actividad física constantemente. De esa forma conservará su figura estilizada.

Este video te puede gustar