Esto debes saber antes de hacerte un lifting

Con el paso de los años nuestra piel pierde elasticidad y su capacidad para autoregenerarse. Esto deriva en arrugas, manchas y flacidez en zonas como, papada, bolsas bajo los ojos y mejillas. En consecuencia, muchas mujeres buscan tratamientos para recuperar la apariencia joven de su piel. Uno de estos tratamientos es el lifting, el cual promete resultados inmediatos. ¿Quieres saber un poco más?

 Qué es un lifting

 Es una cirugía estética que consiste en retirar el excedente de piel del rostro. En este sentido  es la preferida por las personas que buscan eliminar los signos de la vejez, como la flacidez y poca definición de sus rasgos faciales. Antes de realizarla, es necesario trazar un perfil clínico del paciente, así como un estudio minucioso de su cutis.

 ¿Cómo lo hacen?

Este procedimiento es muy complicado y un poco riesgoso. En primer lugar los médicos realizan un incisión en el cuero cabelludo y se dirigen hacia el lóbulo de las orejas. Después, tensan y reacomodan las capas musculares de tu rostro. Al finalizar, pasas una noche internada esperando a que las heridas comiencen a sanar. Como ves, se trata de una cirugía muy delicada en la que podrían verse afectadas las terminales nerviosas de tu rostro. Por eso es importante que pienses muy bien si en verdad la necesitas.

 Lifting facial sin cirugía

Si no deseas pasar por el quirófano, pero quieres revitalizar tu piel con un método no invasivo, el lifting facial sin cirugía es tu mejor opción. Este método consiste en una serie de tratamientos que activan la producción de colágeno en tu epidermis. Entre ellos se encuentran la radiofrecuencia, el tensado láser y la aplicación de ácido hialurónico. A diferencia de la cirugía, este tratamiento no promete resultados a corto plazo.

Este video te puede gustar