Tratamientos para combatir los molestos callos

Todas las mujeres amamos los zapatos. Los preferidos son los de tacón alto, pero sin importar cuáles sean los tuyos, hay algo que nos afecta siempre. No tomar las precauciones necesarias puede ocasionar los molestos callos. Tranquila, si es tu caso, aquí tenemos para ti una serie de tratamientos que pueden ayudarte a disminuir el problema.

Origen de los callos

Los callos aparecen tras las rozaduras de tu piel con el zapato. De alguna forma protegen los pies. Si salen en las manos, cumplen la misma función, proteger de cualquier elemento que resulte dañino. El problema es que a nadie le gusta tener callos, pues los consideran antiestéticos. Además, algunas veces son dolorosos. Hay que recordar que cuando no se forman callos, surgen las ampollas, pero son más dolorosas. Para evitarlo, la piel se hace más gruesa.

Cómo combatir los molestos callos

Puedes evitar usar zapatos ajustados o, en el caso de las manos, asegúrate de usar guantes. Así tus pies y manos tienen menos probabilidades de tener molestos callos.

  • Ajo. Gracias a sus propiedades antiinflamatorias, cicatrizantes y antisépticas ayuda a combatir los callos. Martaja el ajo y añade una cucharadita de aceite de oliva. Cuando hayas formado una masa, aplica en la zona del callo. Cubre para proteger y repite el procedimiento tres veces a la semana.
  • Puerro y vinagre. El puerro (o poro) tiene alto contenido en vitamina C, el vinagre sirve como desinfectante. Deja macerar durante 24 horas un puño de hojas de puerro en 1 vaso de vinagre de vino. Aplica las hojas en la zona afectada, así se suavizan los callos. Deja que actúe un rato y luego ya puedes quitar el callo sin dolor. Cubre la zona para evitar infecciones.
  • Pétalos de caléndula. Hidrata y suaviza la piel y tiene propiedades antiinflamatorias y cicatrizantes. Macera pétalos de flor de caléndula en 3 vasos de aceite de oliva por 40 días. Pasado ese tiempo, cuela el aceite y caliéntalo a baño María. Una vez caliente, agrega 3 cucharadas de cera de abeja hasta que se mezcle. Coloca en un recipiente de inmediato, pues se solidifica la mezcla. Aplica la crema en los callos. Notarás mejoría.

Este video te puede gustar