Tratamientos extremos para el cuidado de tu piel

Toda mujer recurre en algún momento a las cremas, mascarillas o remedios para ayudar a mantener su belleza por más tiempo. De entre todas las curiosidades que podemos encontrar, existen los tratamientos extremos. Pocas mujeres se atreven a usarlos. Conoce un más sobre ellos y piensa si estarías dispuesta a recurrir a ellos o no.

Placenta para tu rostro

La mascarilla de placenta es uno de los tratamientos extremos a los que puedes recurrir. No se aplica la placenta de manera directa. Se aprovechan sus nutrientes para incrementar la producción de colágeno. Para que el producto sirva y aporte todos sus beneficios deben estar vivas las células madre. Cuando son agregadas a los productos cosméticos pierden eficacia.

Aplicación de plaquetas

Son mascarillas hechas con sangre de la propia paciente. Se usa sangre porque contiene gran cantidad de plaquetas. Para las mascarillas se separa el plasma de los glóbulos rojos para inyectar los nutrientes en la dermis. La mesoterapia funciona como tratamiento de complemento para que los resultados sean óptimos.

Veneno de víbora

Algunas clínicas de belleza aseguran que el veneno de víbora es una buena alternativa al bótox. Está dentro de los tratamientos extremos por la sustancia que se usa. Aunque en realidad no se usa veneno, sino una forma sintetizada de esa sustancia para no tener reacciones. Este tratamiento ayuda a desaparecer arrugas y líneas de expresión.

Baba de caracol

Desde hace tiempo se usa la baba de caracol como un gran componente para preservar la belleza. La baba es rica en antioxidantes, proteínas y ácido hialurónico. En pocas palabras, retrasa los signos de la edad, elimina las células muertas y reduce la inflamación en el rostro.

Con oro

Es uno de los tratamientos extremos más excéntrico que puedas probar. Se colocan pequeñas hojas de oro en la piel para hidratar y reafirmar. Lo malo es que cada sesión es muy costosa y no todas podemos pagarlo.

Este video te puede gustar