Tratamientos capilares para consentir a tu melena y darle brillo y fuerza

Siempre que consentimos a nuestra melena olvidamos que nuestro cuero cabelludo existe. En este sentido debemos recordar que mientras esté sano nuestra cabellera crecerá con mayor velocidad, tendrá más brillo y fuerza. Por tanto te tengo estos tratamientos capilares fáciles de hacer y muy efectivos. No olvides que sólo funcionarán si eres constante y dejas de maltratar a tu melena por lo menos por unas semanas.

Tratamientos capilares para el cuero cabelludo seco

El cuero cabelludo seco hace que nuestro cabello siempre luzca deshidratado, tenga poca movilidad y brillo. Para solucionar este problema utilizaremos un poco de miel y jugo de limón. La miel hidratará a profundidad mientras que el limón terminará con las bacterias que puedan estar alojadas en el cuero cabelludo. Para prepararlo en un recipiente coloca dos cucharadas de miel y una cucharadita y media de jugo de limón. Después integra los ingredientes y luego con tus dedos aplica en el cuero cabelludo. Deja que el remedio actúe durante 20 minutos y luego lava tu cabello como acostumbras.

Si fuiste a la playa necesitas hidratar al máximo tu melena

Nuestro cuero cabelludo sufre como ninguna otra parte de nuestro cuerpo la exposición solar. Para restaurar el daño siempre debemos aplicarle uno o dos tratamientos. Por ejemplo: si fuiste a la playa existe un ingrediente perfecto que lo consentirá mientras lo repara. Se trata del áloe vera, pues es un super humectante. Además contiene aminoácidos que ayudan a reestructurar la fibra capilar. Después de una larga exposición al sol, frota un poco de áloe en tu cuero cabelludo y deja que actúe de 20 minutos a media hora. Después retira el exceso con agua fría.

También podemos usar un exfoliante

Para retirar todas las células muertas utilizaremos un exfoliante suave. Sólo debes mezclar cinco cucharadas de azúcar, con dos cucharadas y media de aceite de oliva. Frota esta mezcla en tu cuero cabelludo con movimientos circulares durante cinco minutos; después deja que actúe durante otros cinco minutos y, finalmente, enjuaga con agua tibia.

Este video te puede gustar