Tratamiento para blanquear dientes, ¿bueno o malo?

En las revistas, catálogos y televisión, casi siempre vemos a personas con dientes impecables. Sí, pareciera que todos estamos obsesionados con los dientes completamente blancos, pero la realidad es que el color natural de los dientes no es blanco total, sino color coral. Aún así hay quienes recurren al tratamiento para blanquear dientes, pero ¿has pensado si eso es bueno o no?

El color que adquieren los dientes

Seguro has notado que el color de los dientes cambia haciendo que algunos se vean más oscuros o amarillos. En efecto, con el paso del tiempo el tono de los dientes va cambiando, haciéndose un poco más oscuro. A eso hay que agregarle los hábitos que tengamos. El consumo de tabaco, café o alcohol son muy dañinos para el esmalte de los dientes.  Lo mismo sucede con algunos medicamentos.

Tratamiento para blanquear dientes

Parece algo sencillo, pero la realidad es que recurrir a este tratamiento puede tener más riesgos que beneficios. Los dientes van sensibilizándose y las raíces se dañan. Aún así, en la mayoría de casos resulta un tratamiento exitoso. Cuando los dientes están amarillos, responden bien al blanqueamiento; pero si los dientes están de color marrón, puede que no obtengas el resultado que deseas. Aunque es importante recalcar que las manchas causadas por cigarro, café y alcohol no se desvanecen por completo.

¿Sí o no?

Para saber si eres candidata para el tratamiento para blanquear dientes necesitas consultar al dentista. Él sabrá si es la mejor opción para ti o no. También es importante que consideres el costo del tratamiento, pues si quieres obtener buenos resultados necesitas acudir con alguien calificado.

Independientemente de si quieres o no hacerte un tratamiento de blanqueamiento, es importante que tengas buena salud. De nada va a servir que pagues una fortuna si no cuidarás de tus dientes de la manera en que deberías hacerlo.

Este video te puede gustar