Tratamiento de dermoabrasión para lucir más joven

Si quieres lucir una piel más bella y joven prueba un tratamiento de dermoabrasión. Este es un tratamiento de belleza que abrasa o retira las capas superficiales de la piel. Al hacerlo elimina imperfecciones, arrugas, cicatrices, líneas de expresión y manchas. Por consiguiente, la piel nueva luce tersa, suave y lozana. Si quieres saber más sobre esta técnica para lucir más joven, sigue leyendo.

Procedimiento

La dermoabrasión se debe realizar en clínicas especializadas y con expertos. Es un tratamiento menos invasivo que el peeling y es muy seguro aunque debes seguir ciertas recomendaciones. Por ejemplo, antes de aplicarte un tratamiento de dermoabrasión debes preparar tu piel dos o tres semanas. Esto tiene el propósito de obtener mejores resultados y para evitar que la piel se reseque demasiado. La recomendación es hacer una limpieza facial profunda del rostro, ya sea mediante exfoliación o con mascarillas limpiadoras para luego hidratarla.

Para quién es

La dermoabrasión es recomendable para mujeres mayores de 30 o 35 años, ya que es cuando la piel empieza a perder firmeza. Además, luce opaca por la aparición de manchas y líneas de expresión. Este tratamiento suaviza las irregularidades de la piel para devolverle su aspecto más brillante, luminoso y lozano. Se recomienda aplicarlo cada 3 o 4 semanas y realizar de 6 a 8 sesiones según el aspecto de la piel.

Resultados

La dermoabrasión también te ayudará a sentirte más segura contigo misma. A recuperar la belleza de tu piel para darte un aspecto más joven y saludable. A pesar de ser un tratamiento muy seguro, en ocasiones pueden surgir algunos problemas en la piel como exceso de tejido cicatrizante y oscurecimiento permanente. Esto puede ocurrir si en los meses siguientes al tratamiento no proteges tu piel de los rayos solares. Para evitarlo es imprescindible utilizar siempre bloqueador solar. Hidratar la piel después del tratamiento también es fundamental para obtener mejores resultados.

Este video te puede gustar