Trasplante de cabello: un recurso efectivo para disminuir la calvicie

La caída del cabello es cada vez más común. Entre el estrés y la contaminación, el folículo se debilita, el cabello va perdiendo fuerza y, finalmente, se cae. En el mercado existen diversos productos que lo fortalecen e hidratan, pero cuando el problema es mucho más grave ni los tratamientos más caros ni los caseros detienen la caída. El trasplante de cabello es la opción para disminuir la calvicie. Normalmente, los hombres son quienes más recurren al procedimiento, pero también es una alternativa para las chicas. Es tan efectivo que cada más obtiene mayor popularidad. ¿Quieres conocer más?

¿Qué es y en qué consiste el trasplante?

El trasplante de cabello consiste en tomar hebras capilares de una zona a injertarlas en aquellas que lo han perdido. De este modo se reubica el cabello para promover el crecimiento. Se dejan pequeños espacios entre cada grupo de cabello para obtener un aspecto más natural. Es un tratamiento eficaz que evita la pérdida de cabello. El injerto implica un costo alto, así como tiempo para la recuperación. Para que se obtengan mayores resultados es necesario someterse a diversos procedimientos. El trasplante se utiliza en los casos en que los productos químicos y naturales ya no funcionen tras la pérdida capilar.

Antes de dar el “sí”…

Antes de someterte a dicho tratamiento es aconsejable considerar los factores genéticos. Analiza si en tu familia la pérdida capilar es un denominador común. Observa a los miembros más grandes de la familia para conocer cómo ha cambiado su cabello tras el paso del tiempo. ¿La pérdida es notoria? Se recomienda que se considero esto, porque el trasplante de cabello jamás podrá revertir la genética familiar. La pérdida de cabello puede continuar aunque la persona se haya sometido al trasplante. No obstante, es posible realizar trasplantes adiciones para cubrir y fortalecer las zonas con calvicie.

¿Te someterías a un trasplante de cabello?


Este video te puede gustar