Tónicos faciales: ¿para qué sirven?

Seguimos una rutina de belleza super específica cada noche. Normalmente la misma de todas: desmaquillarnos, lavar la cara y aplicar un poco de crema de noche y contorno de ojos. Esta es la rutina de belleza más sencilla que existe. Sin embargo, hay unos producto que muchas veces dejamos de lado: los tónicos faciales. Voy a contarte un poquito más al respecto para que comiences a usarlos, pues son una maravilla, de verdad.

¿Para qué sirven los tónicos faciales?

Después de lavar tu rostro es usual que parte de la suciedad permanezca en la piel. El tónico facial sirve precisamente para deshacerse del resto de las impurezas que pueden permanecer aún en tu cutis. Además, el tónico facial puede ayudarnos a restaurar el pH de la piel, después de hacerlo desequilibrado con el jabón o el desmaquillante. Es una excelente forma de comenzar a hidratar tu piel después de aplicar un abrasivo: llámese jabón, exfoliante o desmaquillante.

¿Cómo se aplica?

El tónico facial puede aplicarse de dos formas super sencillas:

  • Si tienes piel seca, lo mejor es aplicar una buena cantidad de tónico facial en tus manos y con ayuda de tus dedos dar un golpeteo muy ligero. De esta forma el producto se absorberá perfectamente y tu epidermis estará lista para absorber otros productos, como la crema hidratante.
  • Cuando tu piel es grasa, lo mejor es no excederte en la cantidad. Puedes aplicar un poco sobre un algodón y deslizarlo por toda tu rostro después del desmaquillante. Asegúrate de pasarlo por la zona T. El tónico facial en pieles grasas y mixtas debe ser especializado y oil free. De esta forma  ayudarás a recuperar el pH sin que te salgan pequeños brotes.

Finalmente, los tónicos faciales pueden ser verdaderos aliados para la hidratación de tu piel. Aunque también existen los astringentes especiales para combatir la piel grasa. Prueba cualquiera de ellos, dependiendo de las características de tu piel.

Este video te puede gustar