Tomé esta infusión para adelgazar un poco, ¿quieres saber si funcionó?

Nunca he creído en las dietas milagro ni en los remedios que dicen te harán bajar de peso en pocos días. Me inclino más hacia una dieta balanceada y ejercicio. No obstante, hace una semana comencé a tomar una deliciosa infusión. Esta  prometía que me haría bajar de peso rápidamente. La combiné con una alimentación medianamente balanceada y ejercicio diario. Si te preguntas si funcionan, te invito a leer mi experiencia para que tengas una referencia de lo que puedes esperar.

Acerca de mi figura

He de decirles que soy una chica muy delgadita, por lo que puedo comer no tan equilibradamente y no ver un gran cambio en mi peso. Sin embargo, también puedo observar los cambios que en él se producen por muy leves que sean. A pesar de ser delgada tengo una especie de lonjita en mi abdomen que parecía no querer decirme adiós. Para eliminarla, hago diariamente una serie de ejercicios que me permiten tonificar mis músculos y perder la grasa. La cuestión es que no siempre sigo la dieta que me he han indicado mis entrenadores. Generalmente durante mi horario de trabajo como dulces. A veces panecillos y todo lo que se me atraviese. Por tanto, no veo resultados muy buenos.

 Infusión de canela

Merodenado por internet me enteré de los beneficios de beber infusiones de canela. Entre muchas otras cosas te ayuda a combatir los radicales libres ya que es una gran fuente de antioxidantes y fortalece al corazón. Además de estos beneficios, sinceramente lo que más llamó mi atención fue saber que te ayuda a quemar la grasa que se acumula en tu cuerpo. En ese momento recordé que el jengibre es famoso por el mismo motivo y se me ocurrió mezclar ambos ingredientes y hacer una infusión.

 Primeros días

Antes de iniciar este mini reto medí mi cintura, de esa forma sabría si el té funcionaba o no. Mi cintura midió 65 centímetros. Los primeros tres días hice un poco de té tanto de canela como de jengibre y combine dos tazas de cada uno en una jarra. Durante el día hacía mis actividades normales: iba al trabajo, el gimnasio y hacia los deberes el hogar. En el  gimnasio hice mi rutina de siempre, pero al final y durante 10 minutos realicé una serie intensiva de ejercicios para moldear mi abdomen. Cuando llegaba a casa cenaba y tomaba dos tazas de la infusión. Sin embargo, mi estomago resintió este cambio y me dolió un poco, por lo que deje de tomar las dos tazas de té.

 Últimos días y resultado

Opté por beber sólo una taza de este remedio al dormir y continué con mi rutina en el gimnasio. Me sentí terriblemente adolorida durante todos esos días. Sin embargo, el té por las noches me ayudaba a relajarme y a descansar mejor. Finalmente, el lunes medí mi cintura e increíblemente midió 61 centímetros. Aún estoy asombrada por lo efectivo de este té, aunque también estoy convencida que la rutina en el gimnasio tuvo mucho que ver con estos resultados. Como ves, sí funciona, sólo debes ser constante. ¿Te atreves a intentarlo?

Este video te puede gustar