Todo lo que entendemos las que salimos sin darnos una “manita de gato”

Acá donde yo vivo, las abuelitas tenían una expresión muy peculiar con la que hacían referencia a la acción que hacían al arreglarse. Darse una “manita de gato”, así le llamaban y desde ahí todas hemos adoptado esa frase para hablar de eso. La cuestión es que así como hay chicas que sí le echan muchas ganas a su maquillaje, hay otras que no nos preocupamos lo más mínimo en ello. Si eres del segundo grupo, como yo, seguro entiendes a la perfección algunas cosas que mencionaré a continuación.

“¿No tienes pijamas sexys?”

Recuerdo que la primera vez que mis amigas fueron a mi casa a hacer una pijamada, quedaron sorprendidas. Todas llevaban sus trapos más sexys. Shorts y playeritas de tirantitos, pero yo, yo estaba ahí con ellas. Vestía mi pantalón de gatitos con una playera de manga larga, también de gatitos. La verdad es que antes que verme sexy, prefiero estar cómoda y calientita. Soy de esas personas que aunque haga calor, no puedo dormir sin taparme.

Kit básico: champú, jabón y crema para peinar

A diferencia de mis amigas, que acostumbran cargar grandes bolsos, yo nada más cargo lo esencial. Ellas no pueden salir de casa sin su cosmetiquera, sin su plancha, desodorante y perfume por si acaso. Yo cada vez que salimos de viaje, con que lleve lo esencial, es más que suficiente.

“¿No tienes secadora ni plancha?”

Mis amigas saben que cada vez que van a mi casa, deben llevar la artillería pesada. De lo contrario, están conscientes que en mi casa no encontrarán nada para la belleza,bueno, sólo un cepillo para el cabello.

¡Cómo diablos me maquillo!

Lo malo de no acostumbrar darme una “manita de gato”, es que no sé usar maquillaje. Si sé usar el delineador ya es mucho para mí. Así que cada vez que de verdad necesito usar makeup, debo recurrir a mis amigas para que sean las encargadas de dejarme como una obra maestra.

El delineado ya es un plus para ti

Como dije, delinearme ya es mucho para mí. A pesar de ser sólo líneas sobre los párpados, hay veces en las que también eso se complica. Si me muevo un poco, termino con ojos de mapache en lugar de presumir un perfecto cat eye.

Cola de caballo o chongo ya son peinados para ti

Al no acostumbrar darme una “manita de gato”, opto por recoger mi cabello de la manera más práctica. Un chongo o una coleta de caballo. Cualquiera de esas opciones son siempre las más eficaces.

Tu estilo personal es lo más cómodo para ti

Sin importar si me doy o no una “manita de gato”, lo único que busco es estar cómoda. Mi estilo no será el más fashion, pero sí es el más adecuado para mí. Me permite hacer mis actividades de la manera más cómoda.

Este video te puede gustar