Cómo hacer para que tus extensiones duren más

Muchas de nosotras hemos recurrido al uso de extensiones para conseguir ese largo que aún nos falta crecer naturalmente o darle más volumen al cabello que ya tenemos. Sea como sea, por muy buenas aliadas que sean las extensiones siguen siendo delicadas y requieren toda tu atención si verdaderamente deseas explotar al 100% tu inversión.

Cuidados generales

  • Peinado. Comienza por cepillar las puntas y sube poco a poco hasta la raíz. De preferencia, puedes hacerlo varias veces al día, especialmente antes de dormir.
  • Lavado. Antes de lavarlas deberás cepillarlas. Necesitarás usar un shampoo suave con pH neutro. Si es posible, aplica una mascarilla una vez por la semana. Se aconseja utilizar productos que contengan queratina.
  • Como regla general, no es buena idea aclararlas ni usar productos con amonio o peróxido.
  • Si necesitas dormir con ellas, procura amarrarlas en una coleta antes.

shutterstock_133604639

 

Cuidados para extensiones lisas de cabello natural

  • Para teñirlas. Primero necesitarás lavarla dos veces sin usar ningún producto. Evita tintes permanentes, cámbialos por semi-permanentes. Después de teñirlas, es vital que las hidrates en cada lavado.
  • Para secarlas. Usa una toalla para presionar las extensiones ligeramente sin frotarlas. Aplica un suero en las puntas.
  • Para peinarlas. Deberás usar un protector térmico cuando vayas a utilizar una herramienta de calor, no importa cuál sea.

shutterstock_186035231

Cuidado a extensiones onduladas o rizadas de cabello natural

  • Para peinarlas debes usar un peine de dientes anchos.
  • No las seques con toalla.
  • Teñirla no se aconseja.
  • Si las alisas, debes saber que no recuperarán su forma.

shutterstock_178785023

Cuidado para fibras resistentes al calor

  • Peinado. Desenrédalas desde las puntas y sube poco a poco hasta la raíz usando tus dedos. Siempre realiza movimientos descendentes.
  • Lavado. Lo ideal es lavarla con frecuencia, en especial si cambia su apariencia. En promedio, una lavada cada seis usos. Utiliza un shampoo suave y un acondicionador que no requiera aclarado.
  • Aclarado. Deberás realizarlo con agua fría y dejarlas remojar por 5 minutos y remueve cualquier residuo de shampoo.
  • Secado. Usa una toalla suave y no frotes ni aprietes tu cabello. La mejor manera es dejarlas al aire, evita usar la secadora en lo posible. Si necesitas ondularlas, marca la forma mientras tu cabello siga mojado, pero sin usar calor aunque algunas lo aguanten bien.
  • Para piscinas y mar. La sal del mar y el cloro de las albercas resecan las extensiones. En general, se recomienda que no mojes tus extensiones. Pero si es inevitable, procura recoger tu cabello en una coleta o cubrirlo con un gorro de baño.

shutterstock_172276268

Y tú, ¿para qué usas tus extensiones?

Este video te puede gustar