Tipos de piel que no conocías, averigua cuál tienes

Dentro del mundo de la belleza, al hablar de los cuidados que requiere la piel siempre se habla de elegir el cuidado de acuerdo a la textura: seca, grasa o mixta. Sin embargo, hay otras características que no conocías, pero es importante hacerlo.

Factores que intervienen

Nos guste o no, el estilo de vida que llevamos afecta o beneficia nuestra salud y belleza más de lo que imaginamos. Nuestra genética y la dieta que seguimos también se relacionan. Conoce las características que no conocías, probablemente tus problemas tengan más relación con alguna de ellas.

Adaptativa

Esta piel puede resistir cualquier cambio de clima, gracias a que está equilibrada. Los poros tienen tamaño medio. Para cuidar de ella es necesario limpiar las impurezas cada noche. Las cremas ligeras ayudan a que la piel adaptativa se mantenga hidratada y suave. Si deseas exfoliar, opta por exfoliantes suaves. Consumir alimentos con vitamina A, C y E aportarán los nutrientes necesarios.

Hormona reactiva

Se caracteriza por tener una capa oleosa abundante y tiende a ser acnéica. El acné surge porque las hormonas andrógenos estimulan las glándulas sebáceas en exceso y obstruyen los poros. Usar productos con ácido salicílico ayuda a mantener la piel libre de inflamación. Si quieres evitar que siga la producción de grasa, evita consumir lácteos y dulces. Estos alimentos tienen componentes inflamatorios que desencadenan la producción de andrógenos.

Madura

Es la piel que se va haciendo fina con el paso del tiempo. A diferencia de lo que se piensa, puede afectar a cualquier mujer sin importar su edad, por lo que desde los 20 años puedes notar el cambio. También carece de humedad y muestra signos de envejecimiento. Es importante considerar productos con ingredientes exfoliantes para ayudar a que la piel no luzca opaca. Usar retinol ayudará a renovar las células epidérmicas. Si tu piel tiene estas características, disminuye el consumo de azúcar y aumenta el consumo de ácidos grasos.

Reactiva al estrés

No dormir bien, comer mal y vivir en constante estrés son factores desencadenantes de eczema o rosácea. Opta por usar jabones y productos suaves para la epidermis, para que así no se dañe más. Recurre a los cosméticos naturales o de ser posible evita el uso de makeup. Evita consumir carne roja, lácteos o picante, pues irritan el cutis. Es mejor que comas ácidos grasos y omega 3.

Este video te puede gustar