¿Qué tipo de piel tienes?

Conocer tu tipo de piel puede ayudarte a darle el cuidado especializado que necesita para que luzca hermosa y radiante.

Son tantos los productos que hay en el mercado, que es normal sentirse desorientada al buscar una crema hidratante o cualquier otro producto para el cuidado de nuestra epidermis. La mejor forma de encontrar el producto perfecto para ti es conocer a fondo las características de tu piel. Entonces, de acuerdo a estas es preciso buscar los productos que cubran sus necesidades específicas.

Piel sensible

adobestock_86548265-fileminimizer

Si tienes la piel sensible seguro eres muy susceptible a los factores externos. Este es el tipo de tez que más sufre, pues hay muchos productos químicos a los que es intolerante. Cuando esta pierde el equilibrio o hay un cambio en su pH se siente tirante, irritada y suele manifestarlo con ronchitas, granitos diminutos o una dermatitis severa. Entonces, necesita de cuidados especiales.

  • Utiliza productos sin fragancia, son más seguros para tu tipo de piel.
  • Los productos hipoalergénicos serán tu mejor elección.
  • Nunca salgas de casa sin la debida protección solar, tu cutis la necesita.
  • Hidrata tu cara todos los días, esto evitará que la sientas tirante.

Piel  grasa

adobestock_116519838-fileminimizer

Este tipo de piel se encuentra en desequilibrio, puede ser algo genético u hormonal. Tiende a tener poros muy abiertos con presencia de brillo y aumento en las producción de las glándulas sebáceas. Esto contribuye a la aparición de granitos y espinillas. Requiere de cuidados específicos para disminuir y controlar el problema:

  • Productos especiales para piel grasa, los hay desde cremas hasta maquillaje.
  • Una exfoliación profunda, esta se puede hacer con un dermatológo o cosmiatra (que no es lo  mismo que una cosmetóloga).
  • Tratamiento específico de acuerdo al análisis de un profesional.
  • Una limpieza profunda con productos que no sean abrasivos. De hecho, se recomienda utilizar jabón líquido y nunca recurrir a los de barra, ya que la sosa es muy perjudicial para la salud de cualquier tipo de piel.

Piel mixta

adobestock_67576438-fileminimizer

Este tipo de piel combina las características de varias. Puede ser normal por zonas, pero también puede presentar exceso de grasa en la zona T, o bien, tener partes del rostro con piel seca o muy sensible. Tiende a verse brillosa y mostrar resequedad en las mejillas. Si tienes este tipo de piel lo mejor que puedes hacer por ella es:

  • Utilizar productos para piel mixta exclusivamente.
  • Tener cuidado y no abusar de las cremas demasiado oleosas.
  • Aplicar cremas hidratantes constantemente para combatir la resequedad.

Piel neutra o normal

adobestock_123210833-fileminimizer

Gracias a su buena textura no necesita cuidados especiales, ya que pocas veces aparecen imperfecciones. Tiene poros casi imperceptibles, así como buena elasticidad. Este tipo de piel requiere de cuidados de “mantenimiento” por así decirlo. Finalmente lo que tu piel necesita es :

  • Una exfoliación de vez en cuando.
  • De día y de noche adecuada hidratación.
  • Protección solar incluso en días nublados..
  • Una mascarilla cada 15 días.

Piel seca

adobestock_76170396-fileminimizer

Este tipo de piel tiende a ser tirante y a descamarse. Se debe a que ha perdido la hidratación natural que debería tener. Hay que tener presente que los factores ambientales pueden agravar la situación, por lo que es preciso efectuar ciertos cuidados para ayudar a mejorar su textura.

  • Esta piel puede parecer mayor de lo que realmente es, por tanto las cremas hidratantes son indispensables, al igual que las mascarillas.
  • La protección solar es obligada, pues los rayos solares la resecan aún más. No olvides reaplicar el protector cada cuatro horas.
  • Cuida tu alimentación, muchas veces esto es lo que causa la pérdida de humedad.

¿Cómo cuidas tu cutis?

Este video te puede gustar